Las 10 razones por las que comprar una casa con piscina es una mala idea

Las albercas en el hogar cuestan más de lo que podría satisfacerlo

Una casa con piscina puede ser una utopía atractiva por todos los cuidados que conlleva.
Una casa con piscina puede ser una utopía atractiva por todos los cuidados que conlleva.
Foto: William LeMond / Pexels

En el sueño de muchas personas, la casa en la que esperamos vivir tiene una linda piscina donde toda la familia puede pasar un buen rato, donde invita a sus amistades para tener buenas parrilladas y grandes fiestas en su alberca, causando la admiración de todos.

Pero como en otras situaciones de la vida, la realidad supera la ficción, y tener una piscina en nuestro hogar no siempre es una gran idea y aquí te presentamos las 10 razones por las que comprar una casa con piscina se puede convertir en una pesadilla para su seguridad y economía.

1.- MANTENIMIENTO COSTOSO

Aunque las condiciones naturales de cada zona geográfica desgastaría con mayor o menor frecuencia su piscina, los expertos recomiendan que una piscina se limpie semanalmente cuando esté en uso, para tener un mejor control del nivel de pH y agregar los productos químicos pertinentes para asegurar que el agua no sea ni tan alcalina ni tan ácida.

Limpiar la piscina no es tarea sencilla, y aunque puede revisar tutoriales para saber cómo hacerlo, en la mayoría de los casos se utilizan profesionales que podrían costarle en alrededor de $125 por semana para mantener una piscina de 14 pies por 28 pies. Ese gasto llegaría a los $500 al mes.

2.- REPARACIONES AÚN MÁS CARAS

El revestimiento de una piscina es importante porque es la capa protectora que cuida de moho a las paredes y el suelo. El vinilo es el material más popular por su asequibilidad, sin embargo, podría pagar $200 por mano de obra y haber gastado en material un promedio de $1,700 si es que tiene que cambiar toda la alberca.

Así como pasa con el interior de su hogar, una piscina puede sufrir de fuga. Una revisión con una avería pequeña podría costar $350, pero si el problema es más grande que incluso pudiera afectar su bomba o el calentador del filtro, podría ascender a poco más de $1,000.

3.- RIESGOS DE SEGURIDAD

Según la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC), casi 300 niños menores de cinco años se ahogan en las piscinas del patio cada año. Muchas localidades requieren que se instale una barrera de seguridad alrededor de una piscina residencial para ayudar a prevenir ahogamientos accidentales.

4.- SEGURO ADICIONAL

Tener una piscina conlleva un potencial riesgo de sufrir lesiones relacionadas con este espacio, incluso puede ser causa de muerte, por lo que los proveedores de seguros para la casa la contemplan como “molestias atractivas”. Para evitar que esto sea un problema, lo mejor será ampliar la cobertura de responsabilidad con una póliza de seguro general. Existen en el mercado opciones de aseguramiento por un millón de dólares por $150 anuales.

5.- VALOR DE REVENTA BAJO

Si quiere renovar para vender su propiedad y piensa que agregar una piscina le va a elevar el costo de su casa, en realidad eso no es así. Los propietarios de viviendas con piscinas solo vieron un 48% de retorno de la inversión en la reventa, según un informe de impacto de remodelación de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

6.- AUMENTO EN FACTURAS ENERGÉTICAS

Por el gasto de energía eléctrica sus facturas podrían ascender hasta $300 más anualmente por el uso de su bomba. Si tiene clima, el uso del calentador podría provocar que usted gaste de $100 hasta $600 por mes.

7.- SALUD

Infecciones de oído, enfermedades respiratorios, erupciones cutáneas y hasta problemas digestivos causada por los gérmenes de agua contaminada son algunos de las complicaciones de salud que podrían afectar a su familia.

8.- GASTOS EXTRAS PARA COMPRADORES

Si quieres vender tu propiedad, en el momento en que algunos de los compradores interesados vean que su casa tiene piscina, es posible que cambien la vista hacia otro lado, ya que además del pago por una nueva vivienda, tendrían que contratar un inspector especialista certificado para que avale el buen funcionamiento y la seguridad de su alberca.

Como niños, todos querremos una piscina en casa; pero pronto podríamos aburrirnos de tenerla. / Crédito: Marc Richards – Fuente: Pexels

9.- LA NOVEDAD DESAPARECE

Y no sólo para los niños cuando crecen, sino para cualquier integrante de la familia. Los sueños convertidos en realidad no siempre son cómo los vimos cuando dormíamos, por lo que después de acostumbrarnos a la piscina, es posible que cada vez la ocupe menos. Pero no usarla, de todas maneras no soluciona el hecho de que tiene que gastar en mantenimiento y cuidados que ya hemos mencionado.

10.- ATRACCIÓN DE ANIMALES

Lo más común es atraer mosquitos que pueden afectarle en la piel o hasta con algunas enfermedades. Pero no sólo eso, si vive cerca de alguna zona natural, el agua podría atraer a animales silvestres que también afectarían la salud de cada integrante de la familia.

 

-También te puede interesar: