¿Qué es voltear la casa? La estrategia de inversión para obtener ganancias

Algunas personas logran ganancias incluso sin invertir dinero

Aunque una casa en ruinas jamás la verías como hogar, sí podrías verla como inversión.
Aunque una casa en ruinas jamás la verías como hogar, sí podrías verla como inversión.
Foto: Frank Winkler / Paramount Pictures

Si en alguna ocasión has visto a personas que compran propiedades casi en ruinas y tras una serie de renovaciones las convierten en espectaculares viviendas de las que posteriormente obtienen buenas ganancias cuando las venden y te preguntas cómo le hacen, tenemos la respuesta.

Voltear es una estrategia de ganancias rápidas en la que un inversor compra bienes inmuebles a un precio con descuento y luego mejora la propiedad para descargarla a un mejor precio. En lugar de comprar una propiedad para vivir, está comprando una casa como inversión inmobiliaria. Vale la pena mencionar que el objetivo principal de voltear es comprar bajo y vender alto.

Actualmente, ante la falta de inventario, derribar y reconstruir casas puede ser una forma estratégica de inversión extremadamente lucrativa ante un mercado inmobiliario deficiente. Las casas antiguas usualmente están en precios bajos y las tasas hipotecarias favorables permiten que los deudores puedan comprar la propiedad con facilidad.

Te preguntarás: si no tengo para comprar un patrimonio propio, ¿cómo puedo comprar una casa para invertir y revender? Aunque sería bueno que adquirieras experiencia en la venta de propiedades, puedes resolver el pago inicial por medio de prestamistas privados que puedan convertirse en socios con alguna tasa de interés fija predeterminada, que le permitirá solventar la hipoteca y en algunos casos tendrá dinero de sobra para realizar la respectiva renovación.

El socio o prestamista de dinero puede sentarse, relajarse y pagar el dinero, mientras que el otro socio administrará la logística del proyecto inmobiliario y se asegurará de que completen la inversión de la casa de manera rápida y profesional. Puede pedir prestado el monto total de la compra y las reparaciones más algunos otros costos si logra encontrar el prestamista privado adecuado, de acuerdo con DC Fawcett en Forbes.

Vale la pena señalar que la cantidad de dinero que el prestamista le proporcionará dependerá del nivel de comodidad entre usted y los inversores privados, la experiencia y el acuerdo inmobiliario.

Invertir casas sin pago inicial a menudo implica ser creativo y pensar fuera de la caja de préstamos tradicional, eso sí, sin duda, aunque no necesariamente requiera de una cantidad de dinero propio, seguramente va a tener que recurrir a otras personas que sirvan como inversionistas y con los que pueda realizar una negociación donde todos ganen al voltear la propiedad.

 

-También te puede interesar: