Padres ante el dilema de enviar a sus hijos a la escuela debido al coronavirus

Gobernador Cuomo anuncia que los centros escolares en donde se detecte un caso serán en principio cerrados por 24 horas. El alcalde De Blasio está reacio a una política que eventualmente suspenda de manera masiva las actividades en los planteles

Las autoridades no han considerado aún cierre masivo de escuelas en la Gran Manzana.
Las autoridades no han considerado aún cierre masivo de escuelas en la Gran Manzana.
Foto: Impremedia

Este lunes en la mañana, la dominicana de 45 años, Luisa Feliz se preguntaba si era apropiado enviar a su hija a la escuela Pública 98 del Alto Manhattan, luego que el fin de semana siguió las noticias en donde  las autoridades de Nueva York declararon la emergencia por el avance del nuevo coronavirus (Covid-19), que se ha elevado a 142 casos al cierre de esta edición.

Luisa contó, que aunque en la escuela han mantenido una “comunicación muy responsable y permanente” sobre las medidas de prevención en contra de la enfermedad viral, la semana pasada miembros de la comunidad escolar de ese plantel, solicitaron si era posible que las familias “colaboraran” con desinfectantes para las manos.

“Yo con mucho gusto lo hubiese hecho, pero busqué y esos productos están agotados, por aquí por la casa”, precisó la inmigrante quisqueyana, en medio del clima de temores que cada día aumenta la temperatura ante el reporte ascendente de nuevos contagiados.

Ante la diatriba del posible cierre masivo de escuelas, como un muro de contención al virus, el gobernador Andrew Cuomo adelantó que esa posibilidad está sobre la mesa, siempre y cuando se detecten contagiados con el Covid-19, en un centro escolar.

“Si un estudiante da positivo, ese plantel estará cerrado por un período inicial de 24 horas, para que podamos hacer una evaluación”, dijo Cuomo este lunes.

Agregó el mandatario estatal que si hay preocupaciones continuas, la medida de suspensión de actividades podría tardar varias semanas, luego de evaluaciones en distritos escolares en particular.

El Departamento de Educación y Salud del estado de Nueva York, iniciaron esta semana, el análisis de la política exacta que se deberá aplicar una vez que se detecte un caso positivo, tanto estudiantes como otros miembros de la comunidad educativa.

El gobernador Cuomo presentó el NYS Clean, un desinfectante de producción estatal. Foto: Gov NYS

“No quiero cierres masivos”

Por su parte, el Alcalde Bill De Blasio defendió en medios locales su posición de que el cierre de los centros educativos públicos, sería la última opción que barajan ante la expansión del nuevo virus.

“La gran mayoría de los padres con los que he hablado, a lo largo de los años, en cualquier crisis, no quieren ver cerradas las escuelas. Por supuesto, la seguridad es lo primero, pero dependen en muchos casos de sus centros escolares. Son un lugar seguro para sus hijos”.

El mandatario municipal insistió en que el cierre general, será siempre su última opción.

“Ante el registro de un caso positivo, nuestros detectives de salud tienen la posibilidad de hacer un cerco. Logramos detectar con quien o quienes, ha interactuado de manera cercana el paciente y a quién se le debe hacer el despitaje.  Eso podría implicar un cierre específico de un plantel, por períodos de tiempo limitados”, estimó De Blasio.

Voceros del Departamento de Educación (DOE) negaron a El Diario que existiera fallas en el suministro de productos de limpieza y desinfectantes en los planteles.

“La salud y la seguridad de nuestros estudiantes y el personal es lo primero. Estamos limpiando las escuelas dos veces por semana y tenemos suministros de limpieza disponibles en seis sitios de distribución en toda la ciudad”, expuso en un comunicado Miranda Barbot del DOE.

Además, puntualizó que están realizando “verificaciones puntuales”, para asegurar que los planteles tengan suministros, y están comunicando las familias sobre las precauciones que deben tener son su salud.

“No hay planes de cerrar las escuelas en estos momentos. Esta es una medida extrema que puede alterar la vida cotidiana. Y la decisión, de aplicarla, solo se tomará bajo la dirección de los expertos en salud pública”, esgrimió el Canciller de Educación, Richard Carranza, en una misiva dirigida a la comunidad escolar en días pasados.

Las 1,800 escuelas públicas de la ciudad permanecen abiertas, pero algunos sectores han prevenido lo que significaría que el Covid-19 se expanda y obligue a aplicar protocolos de suspensión general, como ha sucedido en países de Europa y Asia, en donde el brote de ha causado estragos.

Algunas organizaciones han indicado que eso significaría que por lo menos 100,000 niños que viven en refugios, tendrían un doble problema, pues es en los planteles en donde reciben apoyos nutricionales durante sus actividades.

En una cadena en la calle 125 con Avenida Amsterdam de Manhattan no se conseguían este lunes ciertos desinfectactes. Foto: Fernando Martínez

Escasez, miedo y especulación

La escasez de lociones alcoholadas para la limpieza de las manos, en los comercios de la Gran Manzana es una tendencia creciente, desde antes que se conociera de los primeros casos positivos por coronavirus.

El comerciante quisqueyano, José González, mientras caminaba por la Avenida St Nicholas de Washington Heights buscando algún desinfectante, comentó que es “normal” que la gente se desespere, en estos tiempos en donde cada minuto se conocen de nuevos casos.

“Por su puesto hay pánico, pero debemos seguir nuestra vida. Y tomar previsiones. Lo peor que podemos hacer es desesperarnos. Si las autoridades dicen, por ejemplo, que no hay que cerrar las escuelas se supone que ellos saben lo que dicen. Mientras más mente le pongamos al coronavirus, más se nos acercará”, razonó quien tiene 10 años viviendo en Nueva York.

José González: el temor es mucho peor, debemos tomar previsiones y listo. Foto: Fernando Martínez

Ante la poca disponibilidad de los desinfectantes de las manos y los altos precios que empezaron a denunciar los compradores en tiendas digitales y distribuidores informales, además de algunas denuncias sobre el “bajón” en los inventarios en espacios como las escuelas públicas, el gobierno de Nueva York anunció la fabricación de un producto con 75% de alcohol.

“Estamos presentando el desinfectante de manos del estado de Nueva York. Este es un producto superior a los existentes en el mercado ahora. La Organización Mundial de la Salud, y las autoridades federales sugieren un 60% de contenido de alcohol. Este tiene 75% de alcohol”, anunció el gobernador Cuomo.

Con una alianza con la empresa Corcraft, se tendrá la capacidad de fabricar 100,000 galones por semana, para suministralo a las agencias gubernamentales, escuelas, al Subway, hospitales y cárceles.

“La gente está reaccionando como si fuera el virus Ébola. Esta histeria que ves, este miedo, no tiene justificación. Hemos lidiado con virus peores. Esto se propaga como la gripe, pero la gran mayoría de las personas contagiadas se recuperarán y seguirán con sus vidas”, concluyó Cuomo.

“Transmisión hasta Septiembre”

En la rueda de prensa ofrecida por las autoridades de la ciudad de Nueva York, se asomaron algunos pronosticos que apuntan a que la transmisión del coronavirus podría empezar a reducirse en seis meses, dijo la Dra Oxiris Barbot, comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH).

“Septiembre puede ser el final de la transmisión, aunque esa es solo la mejor suposición. Es inevitable que tengamos más casos. Apenas estamos entendiendo la naturaleza del nuevo virus”, explicó Barbot.

Avance del coronavirus en Nueva York

  • 142 casos del coronavirus se han registrado en todo el Estado.
  • 37 reportes de diagnósticos positivos fueron confirmados este lunes.
  • 19 de la totalidad de los pacientes son de la Gran Manzana
  • 2 casos en Brooklyn y un caso en Queens fueron reportados este lunes.
  • 98 resultados positivos han arrojado los test en Westchester, el condado más afectado por la expansión del COVID-19 en NY.
  • 8 pacientes del total de contagiados están hospitalizados, la mayoría en condición estable.
  • 201 pruebas aplicadas en la ciudad de Nueva York, han resultados negativas en coronavirus, en las últimas horas.