Rocío Sánchez Azuara reveló el deseo de su hija antes de morir

Han pasado cinco meses desde el deceso

Rocío Sánchez Azuara
Rocío Sánchez Azuara
Foto: Mezcalent

Hace cinco meses Rocío Sánchez Azuara sufrió la pérdida de su hija Daniela. Tras 20 años de sufrir lupus eritematoso sistémico (LES), dejó este mundo a los 31 años.

La conductora de talk shows en México habló sobre los momentos que ha pasado en este tiempo “Muy difíciles, muy complicados, estoy trabajando mucho para rendirle homenaje”.

“Hay subidas y bajadas, estoy aprendiendo a vivir con el dolor”, expresó sobre su vida.

Rocío confesó que Daniela le pidió algo antes de morir. “Me pidió que no llorara porque pronto nos íbamos a encontrar, que a donde se fuera iba a estar mejor”.

Con la voz entrecortada, Rocío confesó que el desenlace fatal fue algo inesperado.

“No era algo que esperáramos, estábamos a punto de dar un paso y de pronto todo se desplomó. Ahora rendirle homenaje como ella me lo pidió”.

Entrada en detalles, la conductora declaró que el padre biológico de Daniela nunca se acercó a su hija. “Nunca busco un acercamiento, ni yo tengo que tener alguna relación con él. Mi angelito me lo prestaron 31 años y a él no le deseo ningún mal”.