Italia cierra todos sus establecimientos comerciales menos farmacias y tiendas de alimentación

El país europeo da un restrictivo paso más ante la amenaza del coronavirus

Permanecerán abiertos lugares que cubran necesidades básicas.
Permanecerán abiertos lugares que cubran necesidades básicas.
Foto: MATTEO BAZZI / EFE

El Gobierno italiano anunció este miércoles el cierre de todos los establecimiento del país excepto aquellos que cubran necesidades básicas, como farmacias o tiendas de alimentación. Se trata de un siguiente paso ante el brote del nuevo coronavirus en un país en el que se han detectado 12,000 casos.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, agradeció “a los italianos que hacen sacrificios. Es la prueba de que somos una gran nación”.

Además de China, donde se desató el brote, el país europeo ha sido el más afectado. Ya este lunes restringió los movimientos en todo su territorio peninsular para tratar de detener el avance. Los traslados quedaron, por tanto, prohibidos excepto para necesidades que se pudieran justificar. Hasta entonces, los viajes solo estaban limitados en el norte del país.

Fue el propio presidente de la región de Lombardía, la más afectada, el que pidió al Gobierno italiano  medidas más estrictas, como “el cierre de todas las actividades comerciales no esenciales” y “del transporte público local”.