Pelosi dice que el acuerdo para ayudas a familias y empresas puede cerrarse en horas

Hay acuerdo en la supervisión del fondo de ayuda a las corporaciones y negocios
Pelosi dice que el acuerdo para ayudas a familias y empresas puede cerrarse en horas
Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes./Archivo
Foto: SHAWN THEW / EFE

La líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó en la mañana del martes en la CNBC que es optimista con respecto a la posibilidad de que se consiga un acuerdo sobre el estímulo fiscal “en las próximas horas”.

Se trata de un esfuerzo legislativo valorado en $1.8 billones ( $1.8 trillion en inglés) para, por un lado, proveer a las familias con cheques o depósitos directos por valor de unos $3,000 en el caso de hogares con parejas y dos hijos. En otro lado, se provee de un fondo valorado en más de medio billón para ayudar a empresas de todos los tamaños a lidiar con la crisis desatada con el avance del coronavirus.

Pelosi dijo que se habían llegado a acuerdos sobre uno de los problemas más contenciosos: el hecho de que el secretario del Tesoro tuviera discrecionalidad con respecto a la distribución de ayudas empresariales y la falta de supervisión de estas.

La demócrata dijo a esta cadena que se ha acordado que haya un inspector general en esta tarea y un panel en el Congreso para hacer seguimiento. Con ello se modifica la posibilidad de que desde el Tesoro solo se informara de la distribución de fondos seis meses después de haber sido concedidos en forma de inyección de capital, préstamos o garantía para estos.

Los demócratas quieren además la seguridad, y eso negocian, de que las empresas mantendrán el empleo, no recomprarán acciones (una operación financiera que normalmente solo sirve para elevar el precio de la acción pero no es productiva) y no distribuirán fuertes sumas a sus directivos. Lo importante para este grupo es que el dinero público se use para mantener el empleo y recuperar pronto la actividad cuando la crisis acabe.

Pelosi dice que está preocupada de que el presidente no vea la urgencia de que los estados y las ciudades necesiten una infusión de capital por parte de Washington.

“Hay otras cosas que nos gustaría ver pero que en estos momentos no pueden ser el motivo del desacuerdo que es la necesaria protección de los trabajadores y las licencias pagadas por salud”. Pelosi dijo que esto es una prioridad pero no van a parar la aprobación de la ley de ayuda por esto. La líder dice que ha tenido que acceder y hacer otras concesiones para que esta salga adelante como eliminar la responsabilidad legal de las empresas que hagan fármacos para el coronavirus.

“Apreciamos la urgencia, pero también nos tenemos que asegurar de que hacemos lo correcto”.

Pelosi no se refirió a la posibilidad de que los cheques a los hogares fueran de distinta cantidad dependiendo de los ingresos de cada familia o individuo, como quieren los republicanos, pero hay acuerdo en la idea de que aquellos con elevados ingresos no los necesitan.

Con respecto a la participación de los trabajadores en los consejos de administración de empresas rescatadas, Pelosi dice que es partidaria de que todos los interesados en la gestión y dirección de una empresa participen pero duda que se pueda hacer en esta legislación. “Para hoy la tenemos que tener aprobada”, dijo. La líder demócrata dice que quiere hacer llegar el dinero a los consumidores tan pronto como sea posible y que quiere unanimidad en ello.

Remedio o enfermedad

La líder demócrata explicó que las decisiones tienen que estar basadas en la ciencia.

El presidente Donald Trump defendió ayer que la cura del virus – el aislamiento, la distancia social y el cese de actividades que limitan la propagación del virus– no puede ser peor que la propia enfermedad, al hablar de las consecuencias económicas de estas medidas de contención. Es algo que empezó a decir el domingo, en contradicción con el consejo de los médicos, y siguió insistiendo en la mañana del martes.

Siguiendo esta idea del presidente, el vicegobernador de Texas, el republicano Dan Patrick animó ayer desde la cadena Fox a que se volviera al trabajo. “Los que tenemos más de 70 años nos apañaremos y nos cuidaremos pero no podemos parar el país”.

Patrick dio a entender que es legítimo que los ancianos elevaran su riesgo de perder la vida con tal de que se evite una fuerte recesión.

El coronavirus pone en mayor peligro a quienes tienen el sistema inmunológico comprometido, enfermos y mayores, pero también está acabando con la vida de personas muy jóvenes (Dez-Ann Romain, principal de la  Brooklyn Democracy Academy, falleció a los 36 años ayer) y está colapsando el sistema sanitario incluso con las medidas de contención.