400 personas murieron en Nueva York en un solo día. Cuomo advierte que podría haber 16,000 decesos

El gobernador neoyorquino pone en alerta a todo EEUU el día en el que su región supera los 2,300 fallecimientos

Cuomo pide a todos los estadounidenses que se queden en casa.
Cuomo pide a todos los estadounidenses que se queden en casa.
Foto: EPA/Peter Foley / EFE

El gobernador neoyorquino Andrew Cuomo lanzó este miércoles una alerta a todo el país después de que el estado se acercara a las 400 muertes por coronavirus en un solo día. Estos nuevos decesos han hecho que la región (Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut) superen los 2,300 fallecimientos relacionados con COVID-19.

Solo en el estado de Nueva York, el principal foco de la pandemia en Estados Unidos, 1,941 personas han perdido la vida como consecuencia de las dificultades respiratorias que causa la enfermedad. El gobernador Cuomo, que se ha convertido en un referente nacional en la gestión de la crisis, enfatizó de nuevo en su conferencia de este miércoles la coordinación entre el estado en el que gobierna y los otros dos de la región.

A la vista de que el nuevo brote se esta propagando también en otros estados como California, Michigan y Florida -y haciendo gala de la amplia proyección que le ha dado su papel durante la pandemia-, el demócrata advirtió a todos los estadounidenses que la situación es complicada y les instó a quedarse en casa incluso si sus autoridades locales o estatales no se lo han solicitado.

El gobernador se basó en las proyecciones de un grupo de la Fundación Gates para afirmar que 16,000 personas podrían morir en Nueva York y 93,000 en todo el país. Los modelos federales son menos halagüeños y apuntan a una cifra de hasta 240,000 decesos, a pesar de tomar ciertas medidas para aplanar la curva.

“No es solo Nueva York”, alertó Cuomo. “Si tomamos esos números -que pronostican de 16,000 muertes en Nueva York- significa que vamos a tener decenas de miles de muertes fuera de Nueva York“.

En la reunión informativa de esta mañana, el gobernador neoyorquino también comunicó otras cifras relacionadas con los efectos del coronavirus en el estado. Los casos confirmados han ascendido a 83,712, casi 8,000 más de los que se habían confirmado ayer. Más de la mitad de ellos (47,349) están en la ciudad de Nueva York. De los 12,226 que están hospitalizados en todo el estado, alrededor de un cuarto (3,022) está en cuidados intensivos.

Cuomo también se dirigió a las personas que no están respetando las medidas de distanciamiento social en la ciudad de Nueva York e insistió en que los policías de la ciudad tenían que “ponerse más agresivos” para hacer cumplir las reglas. y llamó “imprudente e irresponsable y egoísta” a la gente que no lo está respetando. Aunque lo consideró absurdo, el gobernador dijo estar preparado para exigir legalmente el necesario distanciamiento social. Para empezar, aseguró, cerrarían todos los parques infantiles de la ciudad.