Cuomo advierte que en 6 días se acabarán ventiladores para pacientes graves con coronavirus

El Gobernador lanzó el alerta cuando este jueves los casos de contagiados en el estado subieron a más de 92,381 y había más de 2,373 fallecidos

Cuomo advierte que en 6 días se acabarán ventiladores para pacientes graves con coronavirus
El Alcalde instó que de ahora en adelante todos los neoyorquinos deberán cubrirse la boca y la nariz.
Foto: Getty Images

Lo que se viene en los próximos días es muy duro, y aunque las autoridades de Nueva York han tratado de hacer milagros para atender a los cientos de pacientes que llegan cada día a los hospitales, en estado delicado contagiados por el coronavirus, en menos de una semana ya no podrán darse abasto, lo que agravará la situación y significará más personas muertas.

Así lo advirtió el gobernador Andrew Cuomo, quien este jueves dijo que Nueva York solamente cuenta con equipos de ventilación para salvarle la vida a los nuevos pacientes que lleguen en los próximos seis días. De ahí en adelante, el sistema hospitalario se quedará corto.

El Gobernador reveló que el número de personas contagiadas en el estado hasta este jueves, al cierre de esta edición, había aumentado a 92,381, luego de que el miércoles había 83,712 casos, es decir que se registraron 8,669 nuevos, y las muertes pasaron de 1,941 a 2,373, un incremento de 432 en una sola noche.

“Si una persona es internada (en al hospital) y necesita un ventilador y no tenemos ventiladores, la persona muere. Esa es la ecuación contundente aquí. Y en este momento tenemos una tasa que sugiere que hay ventiladores para seis días”, dijo el mandatario estatal, lanzando la voz de alerta y advirtiendo que solo cuentan en este momento con 2,200 equipos de ventilación asistida. “Con el índice de casos actuales, solo tenemos ventiladores en nuestras reservas para seis días, lo que significa que si la tasa de uso, la tasa de personas que ingresan a hospitales que necesitan ventiladores, si esa tasa continúa subiendo… (será un problema grande)”.

Cuomo mencionó con mucha preocupación que los hospitales del estado están recibiendo aproximadamente a unos 350 pacientes nuevos cada noche, y a ese ritmo “2,200 ventiladores desaparecerán muy rápidamente”.

Y aunque el Gobernador advirtió que el estado está “quebrado”, aseguró que siguen tratando de encontrar más ventiladores en el mercado para poder hacerle frente a la crisis que se avecina, pero reconoció que ha sido muy difícil, pues los otros estados y el Ggobierno federal e incluso otros países también están haciendo lo mismo y en China, que produce esos equipos no hay suficientes provisiones.

Con la mirada puesta en China

“Es muy tarde ya para mandar a hacer ventiladores, pues no los podrán hacer en seis días, pero tenemos que encontrar los que podamos comprar y el lugar es China”, recalcó Cuomo, quien a pesar de la voz de alerta, trató de mostrarse positivo.

“Es problemático el índice de uso de ventiladores, pero estamos tomando todas las medidas que podamos para estar en buena forma ante esto. No quiero decir que soy confiado, sé que dependemos de cuantos ventiladores necesitemos, pero hemos mirado cualquier posibilidad, idea, o medida que podamos tomar”, comentó el líder demócrata, quien admitió que aunque el Gobierno federal ayudó con el envío de 4,000 ventiladores, no cree que ayude mucho al estado en las próximas semanas sobre ese necesidad urgente.

“Yo no creo que Gobierno federal esté en posición de proveer ventiladores en la extensión que necesita la nación. Sé que la habilidad de tener ventiladores es un problema de todos los estados, pero no me sorprendería saber que el Gobierno federal no puede proveerlos”, dijo Cuomo. “Le pediré al Gobierno federal ayuda pero… por eso estamos tomando otras medidas extraordinarias nosotros. Yo ausmo que tenemos que hacerlo nosotros solos”.

Entre las medidas adoptadas para actuar cuando los ventiladores escaceen, Cuomo destacó que usarán otro tipo de equipos, como BiPAP, que ofrecen ventilación no invasiva, y de los que ya ordenaron 3,000 unidades; 750 de ellas se distribuyeron el miércoles en hospitales.

“No es una situación ideal, ni un protocolo estándar, pero en este momento nuestro principal objetivo es que tengamos opciones para cuando llegue el pico de contagios. Estamos tratando de tener plan A, plan B, Plan C, Plan D, E, F, G y H”., agregó el Gobernador, explicando que otros planes incluyen transportar ventiladores desde hospitales que no los necesitan, usar máquinas de anestesia como ventiladores y dividir un ventilador entre dos pacientes.