Cadena de gimnasios sigue cobrando membresía pese a estar cerrada por el coronavirus

Las autoridades piden que los clientes que recibieron estos cobros presenten una queja ante la Oficina de Protección contra Fraudes al Consumidor

El gimnasio le siguió cobrando a sus clientes a pesar de tener cerradas las instalaciones.
El gimnasio le siguió cobrando a sus clientes a pesar de tener cerradas las instalaciones.
Foto: Pexels / Pixabay

La oficina del Fiscal General del estado de Nueva York ordenó a la cadena de gimnasios New York Sports Club (NYSC ) que deje de cobrar cuotas de membresía, ya que sus clientes no han podido utilizar sus instalaciones debido a que la empresa ha tenido que permanecer cerrada a causa de la crisis de salud provocada por el coronavirus, según reportó Gothamist.

En una carta enviada el viernes a Patrick Walsh, presidente y director ejecutivo de la empresa matriz de NYSC, Town Sports International Holding, la Fiscal General de Estado, Letitia James, dijo que la compañía de gimnasios ha violado varias leyes estatales al cobrar cuotas de membresía a los consumidores por un servicio que la empresa ya no está dando, además de que impone tarifas de cancelación y altas congelaciones de tarifas.

James también acusó al gimnasio de no darle información a los consumidores sobre cómo pueden cancelar sus membresías.

Cabe señalar que el gobernador Andrew Cuomo ordenó el cierre de todos los gimnasios de Nueva York el 16 de marzo con el fin de frenar la propagación del COVID-19. Sin embargo, los 53 clientes del gimnasio NYSC de esta ciudad han dicho que todavía se les están cobrando sus membresías.

“Si bien el cierre de todas las instalaciones del New York Sports Club también puede haber puesto presión sobre la compañía, sus dificultades financieras no eximen a NYSC de su obligación de cumplir con la ley. Los neoyorquinos tienen ya suficiente de qué preocuparse y no deberían verse obligados a pagar por los servicios que NYSC ya no brinda”, dijo James, de acuerdo con el Sunnyside Post.

La fiscal dijo que, si el gimnasio se niega a corregir estos cobros voluntariamente, se tomarán las acciones legales necesarias para proteger a los neoyorkinos y su dinero.

Asimismo, la Oficina del Fiscal General instó a todos los clientes de NYSC a quienes se les haya cobrado de manera ilegal cuotas o tarifas, a que presenten una queja ante la Oficina de Protección contra Fraudes al Consumidor.

–También te puede interesar: Restaurante de comida italiana de Pensilvania reparte más de 1,000 platillos totalmente GRATIS