Residentes de los barrios latinos de Los Ángeles tienen menos probabilidades de recibir ayuda por el coronavirus

Una investigación realizada por UCLA recomienda que se cierre esta brecha de la ayuda económica

Residentes de los barrios latinos de Los Ángeles tienen menos probabilidades de recibir ayuda por el coronavirus
Es menos probable que los vecinos reciban ayuda económica en barrios del centro.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El 56% de los vecindarios de mayoría latina en el condado de Los Ángeles tienen una alta proporción de residentes en alto riesgo de no recibir fondos de ayuda individual de la Ley federal de ayuda, alivio y seguridad económica de Coronavirus, conocida como la Ley CARES, según un reporte de UCLA.

El documento fue escrito por investigadores de la Iniciativa de Política y Política Latina de UCLA y el Centro de Conocimiento del Vecindario de la UCLA.

Sus hallazgos proporcionan información que los funcionarios locales y estatales pueden usar para focalizar recursos y esfuerzos de comunicación en vecindarios que están experimentando problemas económicos generalizados. La Ley CARES fue aprobada por el Congreso en respuesta a los trastornos económicos asociados con la pandemis de COVID-19 y la medida incluye pagos para cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos.

“La pandemia mundial ha puesto de relieve las grietas en nuestra red de seguridad social que a menudo no logran atrapar a quienes viven en la pobreza, que desproporcionadamente son personas de color e inmigrantes”, dijo Sonja Díaz, directora fundadora de la Iniciativa de Política y Política Latina de UCLA y una coautora del informe.

“Barrios enteros enfrentarán incertidumbre económica y una crisis de salud pública y no es el momento de ignorar sus necesidades. Somos tan saludables como los más vulnerables, y muchas comunidades en el condado de Los Ángeles necesitarán asistencia específica”, destacó Barrios.

Los vecindarios de Los Ángeles, donde es menos probable que los residentes reciban un cheque de ayuda económica se concentran en el centro de Los Ángeles, incluidos Westlake / MacArthur Park, Koreatown, Chinatown, Skid Row y Pico Union.

Las personas con mayor riesgo de no recibir fondos de ayuda tienden a ser de bajos ingresos, miembros de minorías y viven principalmente en vecindarios de inquilinos. Los inmigrantes también tienen un riesgo elevado, según el informe.

“La falta de apoyo pone en riesgo a comunidades enteras aquí en el condado de Los Ángeles y requiere atención inmediata”, dijo Paul Ong, autor principal del estudio y director del Centro para el Conocimiento del Vecindario, que se encuentra en la Escuela de Asuntos Públicos de UCLA Luskin.

El informe recomienda que los gobiernos estatales y locales en los vecindarios afectados brinden apoyo específico, incluida asistencia en efectivo y otros beneficios sociales, independientemente del estado de ciudadanía de los destinatarios.

El informe es el segundo análisis realizado por la Iniciativa de Política y Política Latina y el Centro para el Conocimiento del Vecindario sobre los efectos económicos de la crisis de COVID-19 en los vecindarios desatendidos. Un informe publicado el 1 de abril examinó la vulnerabilidad económica debido al cierre del sector minorista y de servicios en los vecindarios del condado de Los Ángeles.

La Iniciativa de Política y Política Latina de la UCLA aborda los desafíos de política interna más críticos que enfrentan las comunidades de color en los estados y localidades de Estados Unidos mediante el fomento de investigaciones innovadoras, aprovechando la experiencia relevante para las políticas locales.

El Centro de Conocimiento Vecinal de UCLA se dedica a traducir sus hallazgos para informar políticas y programas relacionados con el vecindario que contribuyan a un cambio social positivo.