Así vive Hilaria Baldwin la cuarentena, con cuatro niños y otro más en camino

La esposa de Alec Baldwin anunciaba hace poco haber logrado embarazarse de nuevo después de sufrir dos abortos en menos de un año

Así vive Hilaria Baldwin la cuarentena, con cuatro niños y otro más en camino
Hilaria y Alec Baldwin
Foto: Mike Coppola / Getty Images

El aburrimiento es la menor de las preocupaciones de Hilaria Baldwin durante el período de aislamiento. Por si no tuviera suficiente con organizar actividades para entretener a cuatro niños pequeños mientras lidia con los síntomas asociados a los primeros meses del embarazo, la guapa profesora de yoga también tiene que preparar las clases de sus tres hijos mayores en función de sus respectivos programas educativos, que debido a sus edades –su primogénita Carmen tiene 6 años y sus hermanos Rafael y Leonardo, 4 y 3 respectivamente– no podrían ser más diferentes.

“Es muy duro”, ha confesado en el podcast ‘Mom Brain’. “Trato de prepararlo todo la noche antes y organizarlo para que esté listo a la mañana siguiente. Recibes las lecciones de otras personas, así que tienes que arreglártelas para enseñarles algo que alguien te está diciendo que deben aprender. Estoy tratando de comprender por qué y me resulta complicado, pero nos las arreglamos”.

Hilaria está pasando estos días junto a su famoso marido en su casa de los Hamptons y ambos tratan de repartirse las tareas: mientras ella se ocupa de realizar los deberes con sus hijos, Alec se ha autoproclamado el chef oficial de la cuarentena.

A diferencia de otras parejas, el matrimonio está afrontando la perspectiva de pasar las 24 horas del día juntos como algo normal: “He escuchado algunas conversaciones muy intensas, de personas que me han dicho: ‘Dios mío, voy a matar a mi pareja, esto es demasiado‘. Nosotros solemos pasar mucho tiempo juntos, así que esto no resulta demasiado anómalo”, ha admitido.

Eso sí, Hilaria echa de menos contar con la opción de salir a la calle a tomar un café u organizar alguna visita a un museo junto a sus retoños.