El médico negro que fue arrestado afuera de su casa espera una disculpa de la policía

Las comunidades hispanas y negras de Estados Unidos sufren, en mayor porcentaje, abuso de poder por parte de las autoridades y fuerzas policiales

Captura del momento en que el doctor es esposado por el agente de policía.
Captura del momento en que el doctor es esposado por el agente de policía.
Foto: Dr. Armen Henderson / Cortesía

El médico de Miami que fue esposado afuera de su casa la semana pasada mientras se dirigía a repartir tiendas de campaña y comida a las personas sin hogar de la ciudad, para intentar que no se contagien durante el brote de coronavirus, espera recibir una disculpa.

Como él mismo dijo a los medios, no solo el policía violó sus derechos sino que se saltó todas las normas a seguir para frenar la pandemia.

Las imágenes captadas por cámaras de seguridad mostraron cómo un policía esposaba al Dr. Armen Henderson, un médico de medicina interna del Sistema de Salud de la Universidad de Miami. El doctor estaba colocando material y tiendas de campaña en su auto para entregarlas a las personas desfavorecidas.

Según contó Henderson a NBC, el oficial le preguntó qué estaba haciendo, le pidió su identificación y le exigió que le tratara con mayor respeto. Henderson le informó de que vivía ahí y ese era su auto, pero el policía no le creyó.

“En algún momento, se molestó con lo que estaba diciendo y me esposó”, explicó Henderson. Luego, el oficial lo acompañó hasta el auto de la policía y le señaló con los dedos, todo sin usar una máscara y sin respetar las medidas de seguridad para la salud, informó el médico.

La esposa de Henderson, Leyla Hussein, salió de la casa con identificación para demostrar que ambos vivían allí.

“Fue realmente humillante”, cuena Hussein.

En un comunicado en video publicado la semana pasada, el jefe de policía de Miami, Jorge Colina, reconoció que su departamento estaba al tanto del video, que se hizo viral, y se comprometió a investigar el incidente.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Miami no aprueba ni acepta delitos raciales de ningún tipo”, dijo Colina.

En una declaración enviada a NBC News, Eldys Díaz, oficial ejecutivo del jefe de policía, escribió: “El Departamento de Policía de Miami toma en serio todos los informes de mala conducta policial y es particularmente sensible a las denuncias de perfil racial y abuso de autoridad.

Si la investigación concluye que el empleado involucrado violó las políticas del Departamento de Policía de Miami, será disciplinado por cada delito cometido de acuerdo con los procedimientos establecidos por el departamento“, informó el medio.

Incidentes como estos subrayan por qué la comunidad afroamericana a menudo desconfía de la forma en que las autoridades aplican las leyes, ya que abusan de la fuerza y su poder.