¿Cómo NYC enfrenta la creciente crisis alimentaria causada por el coronavirus?

Ante el aumento de la demanda de los bancos de alimentos y comedores populares, la Alcaldía les inyecta un fondo de emergencia de $25 millones
¿Cómo NYC enfrenta la creciente crisis alimentaria causada por el coronavirus?
Una mujer llena su carrito con comida en una despensa de alimentos en Chelsea, donde esta semana se registraron largas filas de personas necesitadas.
Foto: Ramón Frisneda / Impremedia

La terrible crisis económica generada por el coronavirus en la ciudad de Nueva York tiene varias caras. Más allá de la pérdida de millones de empleos y dificultades financieras de pequeñas y medianas empresas, muchos podrían en las próximas semanas encontrarse con un enemigo, que nunca se imaginaban iban a conocer: la inseguridad alimentaria.

Abundan los testimonios. El estilista venezolano Rubén García, comenta que con su trabajo en una peluquería en Manhattan, por más de 15 años, contaba con lo suficiente para cubrir sus gastos, visitar restaurantes e incluso darse otros gustos. Pero nunca tuvo sentido del ahorro. Ahora, con la imposibilidad de producir dinero, se encuentra en el laberinto de buscar ayuda para poder comer.

“Tengo un plazo. Si en un mes esto no se resuelve y no puedo volver a trabajar, Me verás en las filas de los lugares en donde dan asistencia de comida, porque pagué la renta de abril me queda una reserva para comer unas semanas. Después, ni idea”, cuenta el inmigrante.

La experiencia personal de Garcia no es ajena a centenares de miles de neoyorquinos, que de acuerdo a las proyecciones podrían engrosar la lista de los residentes pobres de la Gran Manzana que dependen de bancos de alimentos y comedores populares, para poder garantizar la nutrición mínima, mientras se abre la economía.

El alcalde Bill de Blasio, tiene algunas cuentas claras.

“Me temo que el número será de alrededor de 2 millones de neoyorquinos, que sufrirán de inseguridad alimentaria a medida que esta crisis se profundiza. Y ese es un número horrible”, calculó.

“La capacidad de comprar alimentos se está viendo interrumpida para muchas familias”, precisa el mandatario municipal, al tiempo de reforzar su intención de que se harán esfuerzos adicionales para que “ningún neoyorquino pase hambre”.

La oficina del Alcalde estima que la población con inseguridad alimentaria ha crecido a entre 1.9 millones y 2.2 millones desde la pandemia, según el volumen de solicitudes de apoyo económico por desempleo y las estimaciones de los residentes indocumentados, que ya son los más agobiados por esta emergencia.

Además, según una encuesta publicada recientemente por The New York Times, la mitad de los residentes de la ciudad de la Gran Manzana están preocupados sobre cómo pagarán los alimentos a medida que esta crisis continúe.

Antes de que la crisis de salud pública comenzara a pasar factura, ya aproximadamente 1,2 millones de residentes padecían inseguridad alimentaria.

 ¿Cuál es la estrategia?

La respuesta de la Ciudad para evitar que neoyorquinos pasen hambre ha sido, en primera instancia, mantener operativos los comedores de las escuelas, pese a su cierre, para que las familias puedan recoger alimentos en más de 400 localidades, de manera gratuita.

Además, en medio de la emergencia, se pretende aumentar los subsidios a centenares de organizaciones sin fines de lucro, que operan generalmente en comunidades vulnerables claramente identificadas en los cinco condados.

Las despensas de alimentos y comedores populares más grandes de la ciudad han enfrentado un aumento, en promedio, del 50% de la demanda en las últimas dos semanas, e incluso algunos se han visto en la necesidad de cerrar temporalmente sus operaciones, ante la falta de insumos y personal.

Ante esta realidad, la Alcaldía y el Concejo Municipal crearon esta semana un fondo de subsidio a la emergencia de $25 millones, a los cuales puede tener acceso más de 800 organizaciones en toda la ciudad, incluidas bancos de alimentos, despensas móviles, comedores populares y organizaciones sin fines de lucro.

“Durante esta crisis, las despensas de alimentos de la ciudad de Nueva York han sido socios vitales, y me alegra que incluso en un momento difícil, podamos apoyarlos. Cualquier neoyorquino puede encontrar un mapa de despensas locales y otras opciones en Nueva York”, informó la comisionada de Sanidad de la Ciudad, Kathryn García.

Las autoridades locales han estado haciendo contacto directo con estos programas, para comprender sus necesidades.

La financiación cubrirá gastos operativos inmediatos críticos, como el aumento de los costos de alimentos, personal adicional, nuevos suministros de seguridad y la capacidad de entregar alimentos directamente a personas mayores que ahora están confinadas en su hogar.

Dónde y cómo puede buscar alimentos:

  • El Departamento de Educación de la Ciudad ofrece comidas gratuitas todos los días para cualquier neoyorquino, en más de 400 localidades en toda la ciudad. La comida se puede recoger estos centros de 7:30 a.m. a 1:30 p.m. de lunes a viernes. Busque información detallada de este programa en: https://www.schools.nyc.gov/school-life/food/free-meals
  • Si está luchando para completar tu balance nutricional o piensa que a futuro podrías requerirlo, visite la página FoodHelp NYC para encontrar un banco de alimentos cerca de usted. En esta herramienta también puedes encontrar otras vías, que le ayudará a superar este momento difícil.
  • Si es un anciano que no puede salir de su hogar para comprar comida, o no tiene recursos económico, puede llamar al 311 y registrarse en al programa de entregas de alimentos a domicilio gratuito. Allí hablan español.
  • Si necesita saber en dónde puede obtener ayuda nutricional en caso que viva momentos difíciles por falta de ingresos, envíe un mensaje de texto a 877 877 con la palabra “comida”.
  • Puedes conocer los programas y la ubicación de las organizaciones en el área tri-estatal que le pueden ayudar. Toma en cuenta que en este instante la demanda de estos centros ha aumentado, entre un 50 y 60% y acceder a sus servicios podría implicar mucho más tiempo de lo normal. Visita las páginas web: Feeding America, Food Bank For New York City, City Harvest, Hunger Free America,Community Food Bank of New Jersey