La triste razón por la que muchos no han recibido su pago de $1,200

El sistema no funciona para los que más necesitan
La triste razón por la que muchos no han recibido su pago de $1,200
Cheque del Departamento del Tesoro.
Foto: Frankie Leon / Creative Commons

Millones de estadounidenses siguen a la espera del pago de $1,200 que el gobierno pactó como parte del estímulo económico por el coronavirus.

Los primeros pagos fueron enviados hace más de una semana por depósito directo. Otros están siendo enviados por correo a las residencias de los contribuyentes. Es posible que jubilados y otros recipientes del seguro social lo reciban con el resto de sus beneficios a comienzo de mayo.

Un reporte de ProPublica dice que miles de personas no han obtenido el pago pese a que los registros indican que debieron hacerlo en la primera ola de depósitos directos. La razón del retraso es que son personas de bajos ingresos.

Relacionado: Cómo llegaría un segundo cheque de estímulo económico a los hogares estadounidenses

El medio dice que unas 20 millones de personas declaran sus impuestos usando los servicios de preparadores tributarios como H&R Block, Jackson Hewitt, TurboTax, entre otros. Estos servicios son muy populares en las personas de bajos ingresos porque ofrecen opciones para pagar por los servicios sin que el cliente tenga que desembolsar alguna suma.

Lo que ocurre es que el preparador descuenta el monto de sus servicios con el dinero de la devolución de impuestos que le corresponde al cliente.

Relacionado: ¿Aún no te llegó el cheque de $1,200? Éstas son las fechas de entrega

El problema es que el IRS cuanta con la información bancaria del preparador y no con la del contribuyente. Esta semana cientos de personas expresaron indignación porque al preguntar por su pago en la herramienta Obtener mi pago descubrían que el dinero fue depositado a una cuenta que desconocían.

Millones de pagos de estímulo han sido devueltos al IRS, que ahora tendrá que enviar cheques por correos a los contribuyentes, los cuales están pasando necesidades económicas.

Voceros de H&R Block y TurboTax culparon al IRS del desorden y los retrasos cuando fueron contactados por ProPublica.