Cómo hacer masa de pizza sin levadura

Inigualable receta de masa de pizza sin levadura. Su gran ventaja es que no requiere proceso de fermentación, es por ello el mejor aliado para cocinar deliciosas pizzas caseras de manera fácil y sin complicaciones

Cómo hacer masa de pizza sin levadura
La forma más sencilla y exquisita de preparar masa de pizza casera.
Foto: Pxhere

Una extraordinaria actividad de cocina para disfrutar del tiempo en casa es cocinar pizzas caseras, sin duda ha sido una de las recetas más populares de los días de cuarentena. Es muy probable que el uso de la levadura y el proceso de reposo por el que tiene que pasar la masa sea un factor que te haga desistir.

La buena noticia es que existe una manera igualmente deliciosa de hacer masa para pizza sin levadura, la maravilla es que en su elaboración no se involucra ningún proceso de fermentación. Este tipo de masa es una extraordinaria alternativa para cocinar pizzas caseras de manera fácil e inclusive improvisadamente; el resultado final es una rica pizza artesanal suave, crujiente y con tus ingredientes favoritos. Sin temor a equivocarme te aseguro que una vez que la prepares, se volverá de tus recetas favoritas. 

Receta de masa de pizza sin levadura:

Necesitarás:

  • 2 tazas de harina blanca
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo (opcional)
  • 1 cucharadita de orégano seco (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2/3 taza de agua
  • 1/4 taza de aceite de oliva

Pasos a seguir:

  1. Precalentar el horno a 425 ° F.
  2. En un tazón grande, combinar la harina, el polvo de hornear, la sal, el ajo y el orégano opcionales. Revolver lentamente mezclando todo bien.
  3. Hacer un pozo en el medio de la mezcla de harina y vertir el agua y el aceite.
  4. Revolver hasta que los ingredientes se hayan combinado, y luego usa las manos para amasar la masa directamente en el bol hasta que esté suave.
  5. Dividir la masa por la mitad y coloca la mitad en una fuente de pizza engrasada. Cubrir la masa restante con una toalla húmeda hasta que esté lista para ser usada o envuélvela en plástico y guárdala en el refrigerador.
  6. Presionar la masa usando tus manos hasta que llene tu molde de pizza.
  7. Evitando los bordes, pinchar el resto de la masa con un palillo de dientes. Esto ayudará a que se hornee uniformemente.
  8. Agregar una capa delgada de salsa y luego agregar los ingredientes y el queso.
  9. Hornear durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que los bordes de la corteza estén dorados y el queso empiece a dorarse ligeramente.
  10. Retirar del horno y dejar que la pizza se enfríe durante unos cinco minutos antes de cortarla.
  11. Repetir el proceso con la otra mitad de la masa de pizza.
  12. No olvides tener a la mano una rica salsa de tomate casera, tus coberturas y quesos favoritos, un buen aceite de oliva extra virgen y hierbas aromáticas. ¡Te quedarán como todo un chef profesional!