Estados Unidos supera el millón de contagios de coronavirus

Eso representa más del 30% de los casos en el mundo.

Estados Unidos supera el millón de contagios de coronavirus
Algunos estados comienzan a implementar planes de reapertura.
Foto: Universidad de Johns Hopkins / Cortesía

Los conteos de la Universidad de Johns Hopkins reportan que Estados Unidos supero el millón de contagios de coronavirus, siendo el único país en rebasar esa cifra.

Eso representa más del 30% de todos los casos en el mundo, según el reporte.

Además, el país registra 57,266 muertes, manteniendo a Nueva York como la entidad con más enfermos y fallecimientos por COVID-19, al reportarse más de 300,000.

España es la segunda nación con más contagios en el mundo, pero está lejos de EEUU con 232,128 casos de COVID-19, seguida por Italia con 201,505.

China, que fue donde comenzó la pandemia, acumula 83,938 casos. Las críticas a ese país aumentan por supuestamente reportar incorrectamente los contagios y muertes por coronavirus

Además de esas naciones, las únicas que superan los 100,000 contagios son Francia (166,036), Alemania (159,137), Reino Unido (158,354) y Turquía (114,653).

En América Latina lidera Brasil con 68,188, seguido por Perú con 28,699.

La atención de la pandemia en EEUU ha sido objeto de críticas de los opositores del presidente Trump, sobre todo ante la acumulación de reportes que indican que su Gobierno estuvo al tanto del peligro para el país.

En febrero, por ejemplo, el asesor adjunto de seguridad nacional Matthew Pottinger recibió información de que el virus se estaba extendiendo más allá de las fronteras de China y, de inmediato, advirtieron los funcionarios estadounidenses.

Según un informe de The Washington Post, Pottinger creía que los líderes chinos estaban participando en el encubrimiento de la pandemia –entonces todavía no declarada como tal por la Organización Mundial de la Salud– y una operación para ocultar los orígenes del virus y desviar la culpa.

“Los funcionarios de inteligencia de los Estados Unidos estaban detectando señales de que los operativos chinos estaban sembrando deliberadamente desinformación”, indica el reporte.

Los análisis de Pottinger concluyeron que el manejo del virus por parte de Beijing fue “catastrófico”, afectando a todo el mundo.

Por otro lado, aunque el presidente Trump ha presumido la aplicación de miles de pruebas, el país está por debajo del promedio en la lista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que está por debajo de las necesarias.

El organismo compara las pruebas por cada 1,000 personas y EEUU está en el lugar 25 de los 36 estados miembros al realizar 16.4 pruebas por cada 1,000 personas. El reporte es liderado por Islandia que evalúa a 135 personas por cada 1,000.

El reporte coincide con los nuevos planes de reapertura del país de la Casa Blanca, donde se asegura que habrá más evaluaciones médicas disponibles, al menos para el 2.6% de cada población estatal al mes.

“Las pruebas no van a ser un problema en absoluto”, dijo el presidente Trump.

El problema de las pruebas ha afectado a la Administración, un problema evidenciado después de las afirmaciones del mandatario a inicios de marzo.

“Cualquiera que quiera una prueba puede hacérsela”, dijo. La realidad es que una evaluación de COVID-19 no está al alcance de cualquiera.

Ahora los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ampliaron la lista de personas a las que se les dará prioridad para las pruebas de virus, incluyendo a quienes son asintomáticos, pero están en entornos de alto riesgo, como hogares de ancianos.