Cómo congelar y descongelar alimentos correctamente para no enfermarse

Utilizar las técnicas equivocadas para congelar y descongelar los alimentos, representa una de las principales causas de diversas intoxicaciones alimentarias que afectan la salud. Conoce los mejores consejos para extremar medidas de seguridad

Cómo congelar y descongelar alimentos correctamente para no enfermarse
Informarte sobre las mejores técnicas de conservación de alimentos es la mejor manera de evitar enfermedades.
Foto: Shutterstock

El confinamiento derivado de la actual pandemia causada por coronavirus ha sido un claro motivo para realizar las compras del hogar mucho más ágilmente, ya que el principal objetivo es salir lo menos posible. Es por ello que muchas personas han optado por comprar los insumos básicos en cantidades mayores a lo habitual y la realidad es que si nos sabemos organizar bien resulta una magnífica alternativa que no sólo es una buena medida de prevención, nos ayudará a ahorrar tiempo y dinero. 

Cuando hablamos de congelar y descongelar los alimentos resulta un punto crítico en cuestiones de salud alimentaria y es que cualquier error que cometamos en el proceso rápidamente puede ser la causa de una proliferación de microorganismos nocivos para el ser humano. Ahora más que nunca es indispensable ser rigurosos en la conservación de los alimentos, de lo contrario estaremos expuestos a intoxicaciones alimentarias que se derivan en graves problemas gastrointestinales. 

Los puntos básicos de un buen congelado:

  • Nunca rompas la cadena de frío por la que ha pasado el alimento desde que lo compraste hasta que lo introduces al congelador. Es por ello indispensable evitar largos períodos de tiempo en guardarlos, estos cambios de temperatura son el caldo de cultivo ideal para que crezcan microorganismos patógenos como la salmonela.
  • Cuando vayas a congelar los alimentos de origen animal (sobretodo cuando se trata de carne y pescado) es recomendable separarlos por piezas y hacerlo en recipientes perfectamente limpios y con tapas herméticas, las bolsas para congelar también pueden resultar una buena opción. A la vez organizar los alimentos por paquetes es un buen método para consumir únicamente las cantidades que necesitas y disminuye considerablemente el riesgo de contaminación. 
  • Si quieres congelar alimentos frescos como es el caso de frutas, verduras y huevo, contempla que no deberán permanecer a temperatura ambiente, esto se debe a que entre más tiempo pase aumenta el riesgo de crecimiento microbiológico. En cuanto los alimentos estén en el hogar deberás proceder a congelarlos, para este tipo de productos utilizar plástico como material de empaque es altamente recomendado ya que permite el congelamiento total de los alimentos y es sumamente higiénico. 

La medida más importante-Descongelar correctamente:

Mantener una buena higiene alimentaria es fundamental para prevenir el deterioro de los alimentos y evitar posibles intoxicaciones, cuando hablamos de seguridad alimentaria uno de los puntos más peligrosos es el descongelado de los alimentos. Durante la cuarentena es bastante recurrente congelar y descongelar la comida, sin embargo es indispensable que lo hagamos de manera correcta considerando los siguientes puntos clave:

  • Nunca descongeles los alimentos a temperatura ambiente, esto es lo peor que puedes hacer y es una mala técnica que pone en riesgo tu salud. Esto se debe a que los alimentos sufren un brusco cambio de temperatura, son propensos a crear el caldo de cultivo perfecto para activar la presencia de todo tipo de microorganismos patógenos. 
  • Es cierto que las bajas temperaturas son el mejor aliado para la muerte de posibles microorganismos existentes, sin embargo las huevas que depositan en la superficie de los alimentos es bastante resistente, es por ello que al permanecer por largos períodos de tiempo en temperaturas cálidas, aumenta el riesgo de eclosión. 
  • El primer punto para un correcto proceso de descongelación es considerar el suficiente tiempo de anticipación para permitir que el alimento se descongele en un ambiente frío, un tip de lo más sencillo es pasar el producto en cuestión del congelador al refrigerador. 
  • También desde el punto de vista microbiológico cuando vayas a descongelar verduras o pequeños alimentos congelados, puedes introducirlos directamente al sartén. Sin embargo está práctica se asocia con cambios en las cualidades originales de los alimentos, lo mismo sucede con el microondas. 
  • Muchas personas utilizan como un rápido método de descongelación sumergir los productos en agua caliente, sin embargo es una técnica riesgosa ya que crea una situación en la que cualquier microorganismo puede reactivarse. Lo mejor que podrás hacer es sumergir los alimentos siempre en agua fría.