Durante crisis del COVID-19 urgen a víctimas de violencia doméstica a no sufrir solas

Según denuncias del gobernador Cuomo, los abusos y maltratos intrafamiliares han aumentado debido a la cuarentena, por lo que la Ciudad y el Estado tienen activados planes y programas de auxilio, temiendo que mayoría de casos están sin denunciar

Soraya Sánchez, víctima de violencia doméstica
Soraya Sánchez, víctima de violencia doméstica
Foto: Edwin Martinez / Impremedia

El encierro casi obligado al que se han tenido que someter las familias neoyorquinas para evitar la propagación del COVID-19 ha estado haciendo estragos, y una de las principales evidencias ha sido el aumento en los casos de violencia doméstica.

Así lo denunció el propio gobernador Andrew Cuomo, quien aseguró con mucha preocupación que el confinamiento de la cuarentena disparó la violencia doméstica en las últimas semanas. “Los casos aumentaron en 30% en abril y las llamadas a la Policía por estos incidentes aumentaron un 15% en marzo”, afirmó el mandatario estatal.

Aunque las cifras de la Ciudad no coinciden con la alerta estatal, al menos en cuestión numérica, e incluso autoridades de la Gran Manzana hablan de un descenso del 35% en los casos reportados, la preocupación de las autoridades municipales es tan grande como la del Gobernador.  El temor es que los actos de violencia intrafamiliar puedan estar creciendo, pero tal vez no están siendo reportados.

Datos del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) del mes de abril pasado, muestran una disminución en los casos de violencia doméstica reportados en la Gran Manzana, del orden del 35%, con respecto al mismo período del 2019. Los casos pasaron de 1,012 a 658, en medio de la cuarentena, y una baja del 8% en lo que va corrido del 2020; el año anterior hasta el 30 de abril hubo 3,839 denuncias, mientras que en lo que va corrido del 2020 ha habido 3,511.

El dato más alarmante tiene que ver con el incremento de muertes relacionadas con violencia doméstica el mes pasado, que subió en 75%, pasando de 4 a 7 casos en medio del confinamiento. A nivel general las muertes subieron un 4.8%, pasando de 21 a 22 desde principio de año hasta el 30 de abril. Y en cuanto a los arrestos por delitos de violencia doméstica en los cuatro primeros meses del año disminuyeron en 40.7%, pasando de 4,115 a 2,440.

A pesar de la disminución en los datos, la propia policía teme que no reflejen la realidad de la severa problemática y que muchos abusos se estén quedando en las sombras.

Hay preocupación en el NYPD

“La ciudad de Nueva York ha visto una reducción en general de las quejas de violencia doméstica en abril, pero nuestros líderes de la Policía siguen preocupados de que estas cifras reflejen el subregistro de las víctimas. Durante el brote de coronavirus, la violencia doméstica ha seguido siendo una de las principales prioridades de la Policía de Nueva York, y nuestros esfuerzos para combatirla es aún más importante durante estos tiempos difíciles”, aseguró Kathleen White, jefe de la Unidad de Violencia doméstica del NYPD.

“(En medio de esta pandemia) entre los más vulnerables se encuentran las víctimas de violencia doméstica, un crimen que todos sabemos que es históricamente no reportado. Lamentablemente, la violencia doméstica sigue afectando a nuestras comunidades”, agregó la vocera de la Uniformada, destacando que cada año el NYPD atiende más de 240,000 llamadas por hechos de violencia doméstica, y que el confinamiento de la cuarentena resulta una mecha peligrosa para incrementar los abusos.

“Los factores estresantes como la pérdida de empleo, las dificultades financieras y el aislamiento social pueden exacerbar una relación ya abusiva”, agregó la funcionaria, destacando que entre marzo y abril las denuncias bajaron de 973 casos a 618 y los arrestos disminuyeron 43.6% pasando de 3,822 a 2,157.

White reiteró lo urgente que es buscar ayuda. “La Unidad de Violencia Doméstica de NYPD está lista y comprometida a proporcionar servicios valiosos a las víctimas del abuso doméstico. (…) no puedo enfatizar lo suficiente que aquellos que necesitan asistencia deben comunicarse con la policía de Nueva York. El NYPD continúa respondiendo a casos de violencia doméstica y sigue comprometido ayudando a los sobrevivientes durante este momento desafiante”, dijo. “No hay necesidad de sufrir en silencio. La ayuda está disponible. En casos de emergencia, las víctimas deben llamar al 911. Las víctimas que buscan ayuda pueden llamar al 1-800-621-HOPE, las 24 horas del día, los 7 días”.

Hay programas y recursos disponibles

Y entendiendo que urge tenderle la mano a las víctimas que pudieran estar experimentando abusos físicos y emocionales en el encierro, tanto el Estado como la Ciudad, al igual que organizaciones comunitarias, están apuntando hacia el mismo lado, mostrándole a aquellos que sufran violencia doméstica que no están solos y que hay programas y recursos disponibles, aún en medio de la pandemia.

“Los neoyorquinos están viviendo un período inimaginablemente estresante y estamos viendo señales de que la violencia doméstica está en aumento a medida que las víctimas están atrapadas en sus hogares con sus abusadores y no pueden acceder a la ayuda que necesitan”, dijo el gobernador Cuomo, tras anunciar un plan de apoyo totalmente gratuito y confidencial, a través de mensajes de texto para pedir ayuda y poder salir de situaciones potencialmente peligrosas.

El Gobernador explicó que las víctimas de este flagelo pueden enviar un mensaje al 844-997-2121 o chatear con un profesional en el sitio web www.opdv.ny.gov las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Melissa DeRosa, secretaria del Gobernador y Presidenta del Consejo de Mujeres y Niñas del Estado de Nueva York, hizo un llamado a quienes están padeciendo abusos domésticos para que corten con esos círculos.

“La realidad es que las víctimas de abuso a menudo son vigiladas de cerca por su abusador. Pero en Nueva York, nadie debería estar en riesgo porque no puedan encontrar una manera de dar a conocer su necesidad de ayuda. El texto y los programas de servicios confidenciales en línea que estamos implementando brindarán métodos adicionales y mejores para las víctimas de violencia doméstica para obtener la ayuda y la intervención que necesitan”, dijo la funcionaria.

Entre tanto, en la Ciudad, el Concejo Municipal lanzó la campaña #BeingSafeCANTWait (#LaSeguridadNoPuedeEsperar) encaminada a crear conciencia sobre la violencia doméstica en medio del COVID-19, anunciando que hay recursos y ayuda disponibles

“Si bien los neoyorquinos están siendo instruidos para quedarse en casa, en un esfuerzo por detener la propagación del COVID-19, debemos hacer todo lo posible para proteger y proporcionar servicios a quienes puedan estar viviendo con un abusador”, aseguró el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson.

“Cuando pedimos a los residentes de la ciudad de Nueva York que se queden en casa y mantengan la distancia social, puede que esa no sea una opción segura para los sobrevivientes de violencia doméstica. Estas personas necesitan nuestro apoyo más que nunca (…) y estamos dejando que los sobrevivientes de violencia doméstica y sus seres queridos sepan que estamos aquí para ayudarlos. Nunca los dejaremos atrás, especialmente durante una pandemia”.

Cecile Noel, comisionada de la Oficina del Alcalde Contra la Violencia Doméstica y de Género (ENDGBV), destacó que la pandemia del COVID-19 saca a flote las vulnerabilidades que enfrentan sobrevivientes de violencia de género y aumenta las barreras y desafíos que evitan que las personas busquen ayuda y encuentren seguridad, por lo que reafirmó el compromiso de ayuda ofrecido por la Ciudad.

“Los sobrevivientes nos necesitan ahora más que nunca en estos tiempos extraordinarios, y nuestra principal prioridad sigue siendo garantizar la continuidad de los servicios y el apoyo inquebrantable. Nuestros Centros continúan brindando apoyo y defensa cruciales para las crisis al conectar a los sobrevivientes con la planificación inmediata de seguridad, asistencia en el refugio, consultas legales y más”, dijo la funcionaria.

“La ciudad está aquí para los sobrevivientes durante esta crisis y más allá, y continuará trabajando para identificar las mejores prácticas y enfoques innovadores para mejorar sus servicios”.

El 6 de abril, la oficina NYC Emergency Management también lanzó el primer mensaje de texto relacionado con la violencia doméstica a través del sistema de texto COVID-19 (692-692). Como impacto directo de los mensajes de texto, la ENDGBV identificó aumentos inmediatos en las visitas a su sitio web NYC Hope y llamadas a la línea directa de violencia doméstica de la ciudad de Nueva York. En promedio, se recibieron 3,200 visitas a NYC Hope dentro de los 60 minutos de cada una de las cuatro alertas que se enviaron.

Helen Rosenthal, presidenta del Comité de Equidad de Mujeres y Género del Concejo destacó que además de correr la voz sobre la ayuda que está disponible, las víctimas deben saber que tienen programas de acceso a refugios y servicios en su propio idioma, sin importar estatus migratorio ni situación económica.

“Si usted es una mujer trans de color, una persona indocumentada o una persona mayor, no tiene que vivir con violencia doméstica”, dijo la política de Manhattan. “Uno de los aspectos más siniestros de la crisis del COVID-19 es cómo ha puesto a las personas más vulnerables de nuestra sociedad en un riesgo aún mayor. Esto se aplica especialmente a los sobrevivientes de violencia doméstica, muchos de los cuales están atrapados con sus abusadores 24/7″.

Organizaciones alertan sobre efectos negativos de la cuarentena

Michael Polenberg, vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de Safe Horizon, que maneja la línea de ayuda a víctimas de violencia doméstica en la Gran Manzana,(800-621-HOPE) destacó el peligro particular que la cuarentena puede representar para las víctimas y recordó que la pandemia no ha acabado con las protecciones que se necesitan.

“Si bien muchas ubicaciones de programas en toda la ciudad están físicamente cerradas, los defensores, consejeros y abogados aún se están acercando a los neoyorquinos vulnerables para ayudarlos a solicitar órdenes de protección, recibir asesoramiento sobre salud mental informado sobre traumas y conectarlos con la vivienda y la planificación de seguridad”, dijo el defensor.

Judy Harris Kluger, directora ejecutiva de la organización Sanctuary for Families, destacó que el confinamiento deja a muchas víctimas en situaciones que amenazan sus vidas y su bienestar, que ni siquiera saben a dónde acudir en busca de ayuda, por lo que  pidió que se conecten a los servicios para obtener también techo y comida..

“Estamos comprometidos a encontrar y apoyar nuevas formas de llegar a los neoyorquinos vulnerables y las redes sociales son una de las herramientas más efectivas que tenemos para crear conciencia sobre los servicios de violencia doméstica que todavía están disponibles para ayudarlos”, dijo Harris.

Dónde pedir ayuda en medio de la pandemia:

  • Las víctimas pueden enviar un mensaje al 844-997-2121 o chatear con un profesional en el sitio web www.opdv.ny.gov las 24 horas del día, los 7 días de la semana al programa de apoyo del Estado
  • Los Centros de Justicia Familiar están temporalmente cerrados, pero están atendiendo a las víctimas vía telefónica, de lunes a viernes, de 9 a.m. a 5 p.m. (Brooklyn: 718-250-5113); (Bronx: 718-508-1220); (Manhattan: 1-212-602-2800); (Queens: 718-575-4545); (Staten Island: 718-697-4300)
  • Los refugios de violencia doméstica están operando, y para pedir ayuda se puede llamar a la línea directa de violencia doméstica de Nueva York las 24 horas (1-800-621-4673)
  • Los sobrevivientes con acceso a Internet pueden visitar el sitio nyc.gov/NYCHOPE para obtener recursos e información adicionales
  • También los sobrevivientes apueden llamar a NYC Well (1-888-692-9355) para recibir ayuda contra el estrés y la ansiedad
  • Pueden llamar también al 911 para emergencias
  • Datos de violencia doméstica en NY en medio de la pandemia del COVID-19

    • 30% aumentaron los casos según el gobernador Cuomo
    • 15% aumentaron las llamadas de auxilio en marzo
    • 35% disminuyeron los casos reportados en la Gran Manzana comparando el mismo período con el 2019, por lo que se estima que mayoría de abusos no se están denunciando
    • 618 casos se reportaron en abril, según el NYPD
    • 973 casos de abuso se reportaron en marzo, según NYPD
    • 3,511 reportes ha habido este año hasta el pasado 30 de abril
    • 3,839 denuncias hubo en el mismo período del 2019
    • 75% aumentaron las muerets por violencia doméstica en medio de la pandemia
    • 4 casos hubo en marzo
    • 7 casos en abril
    • 4.8% ha sido el incremento en muertes por violencia doméstica en todo lo que va del año
    • 22 víctimas de violencia doméstica han perdido la vida en el 2020
    • 43.6% han disminuido los arrestos
    • 2,157 detenciones por violencia doméstica ha habido este año
    • 3,822 hubo en el mismo período del 2019.
    • 240,000 llamadas de auxilio recibe el NYPD cada año por violencia doméstica
    • 3,200 visitas ha tenido la página de ayuda de violencia doméstica de la ciudad cada vez que se envía una alerta informando sobre el apoyo a víctimas en la pandemia