7 objetos que tienes en casa con los que puedes hacer ejercicio y obtener grandes resultados

Estar en cuarentena no significa estar aburrido: las botellas y las sillas pueden ser sus aliados
7 objetos que tienes en casa con los que puedes hacer ejercicio y obtener grandes resultados
Los botellones pueden fungir como pesas.
Foto: Shutterstock

Durante este tiempo de aislamiento, las personas han optado por hacer diferentes actividades para no aburrirse en casa y mantener el cuerpo en movimiento. Una de ellas es la de ejercitarse y aquí te contamos qué objetos cotidianos puede usar para hacerlo.

Paquetes de comida

Se recomienda utilizar paquetes de granos, como arroz, garbanzo, lenteja o frijol. Generalmente, estas bolsas tienen un peso de 500gr, con el cual podrá empezar a fortalecer brazo y pecho.

Retazos de ropa o trapos viejos

Con ropa vieja o trapos que no utilices puedes realizar diferentes tipos de ejercicios. Uno de estos consiste en la simulación de una escaladora: debes apoyar los brazos sobre el piso, poner retazos de ropa en cada pie y hacer un movimiento similar al escalado.

De este ejercicio es recomendable hacer entre tres y cuatro series de 15 o 30 segundos. Servirá para tonificar piernas, y ¿por qué no?, podrás lustrar el piso de su casa. Puede aumentar su capacidad hasta 1kg por brazo.

Libros

Si sientes que puedes hacer más fuerza de la que acostumbras, utiliza los libros de tu biblioteca para hacer diferentes ejercicios de brazo. Con estos también podrás hacer sentadillas. Podrás equilibrar el peso a partir de tu comodidad.

Si son libros de tapa dura (y que, además, sabe que no se dañarán) también puedes simular una especie de escalera o banco para hacer flexiones o incluso ejercicios de saltos.

Ropa sucia o para regalar

Generalmente en las casas, las familias siempre acumulan bolsas con ropa para regalar o las guardan para diferentes épocas del año. En esta cuarentena, estas bolsas le pueden ser muy útiles para realizar ejercicios de saltos, de pierna o de brazo. Te puedes ubicar en la sala de tu casa, ponerlas en el centro y levantarlas o saltarlas.

Silla

Con la ayuda de alguna silla de tu comedor, tocador o hasta una mesa que tenga una altura promedio, realiza ejercicios de pierna, abdomen, brazo o estiramientos que te ayuden a no caer en la rutina o el sedentarismo ahora que permaneces todos los días en casa.

Ubica la silla en espacios donde no vayas a lastimar o a interrumpir a alguien y realiza ejercicios de relajación que le permitan estirar tus músculos y articulaciones. Podrás hacerlos antes y después de cada entrenamiento, para no lastimar tu cuerpo.

Manta de apoyo

Si necesitas realizar ejercicios de mucha fuerza en el piso o que requieran que te acuestes en él, no te lastimes mientras realizas el entrenamiento: ubica una manta gruesa o que puedas doblar en diferentes partes para utilizarla como simulación de colchoneta.

Con la ayuda de esta manta (puesta a modo de colchoneta), podrás hacer abdominales, ejercicios de vientre o glúteos. Estas rutinas las puede hacer entre dos y tres series de 12 a 20 repeticiones.

Termos o botellas de soda

Otra forma diferente de utilizar peso para hacer diferentes ejercicios de brazo y pierna puede ser con botellas de soda, termos con líquido o botellones de agua. Uno de los pesos ideales para hacer estos ejercicios es el de las botellas de 1,5 litros, con las cuales podrás tener un peso medianamente exigente. Si tienes las botellas vacías, las puede llenar de piedras, granos, arena o agua, con el fin de personalizar su peso.

Otro ejercicio que puedes trabajar es el de hombros y rodillas. Las flexiones y sentadillas también te harán bien, añadiendo peso a la rutina. Lo ideal es que hagas entre tres y cuatro series cada una de a 10 o 15 repeticiones. Lo importante es no exceder el peso y la fuerza de su cuerpo.

Escaleras

Si vives en una casa de dos o más pisos, utiliza la escalera para realizar diferentes ejercicios apoyándote en los escalones y barandales. Si vives en un departamento, intenta utilizar las escaleras de su conjunto o edificio, preferiblemente en horas en las que no haya tanto flujo de personas para evitar las aglomeraciones o el contacto físico con los vecinos.

En las escaleras puedes hacer sentadillas, saltos, ‘skipping’ o flexiones con movimiento, lo que te ayudará a mantenerse activo y saludable en esta cuarentena.