¿Confía el Alcalde en su Comisionada de Salud? De Blasio evade aclarar su postura

La Dra. Oxiris Barbot enfrenta una polémica por supuestos comentarios ofensivos sobre el NYPD

¿Confía el Alcalde en su Comisionada de Salud? De Blasio evade aclarar su postura
La comisionada de Salud de la Ciudad, la Dra. Oxiris Barbot, aclaró sus comentarios.
Foto: AFP / Getty Images

En medio de la emergencia de salud por el coronavius, ahora la comisionada de Salud de la Ciudad, la Dra. Oxiris Barbot, está enfrentando una nueva crisis, desatada por supuestos comentarios ofensivos que habría hecho refiriéndose a los oficiales de policía, y que han provocado pedidos para que renuncie o sea despedida por el alcalde Bill de Blasio.

Medios locales reportaron que supuestamente durante una acalorada conversación telefónica en marzo entre Barbot y el jefe de Departamento del NYPD Terence Monahan, en la cual el oficial solicitaba un suministro de 500,000 máscaras para la Uniformada, la doctora de la Ciudad le dijo: “No me importan una mier— tus policías”.

Este jueves, en su rueda de prensa diaria, el Alcalde evitó responder exactamente si consideraría los pedidos para que despidiera a la Comisionada, insistiendo que necesitaba más tiempo para revisar los reportes de los supuestos comentarios ofensivos, y escuchar directamente de Barbot y Monahan sobre lo que sucedió.

“Estoy preocupado por esto y necesito entender bien lo que pasó aquí, y si termina siendo cierto lo que se está reportando, se debe asumir una posición y la Comisionada tendrá que disculparse con los hombres y mujeres del NYPD, sin ninguna duda”, dijo De Blasio.

Sin embargo, el Alcalde, una y otra vez, esquivó contestar directamente a las preguntas de si a este punto seguía teniendo confianza en su Comisionada de Salud. “Si la gente tiene preocupación sobre este asunto, debe expresar esa preocupación de una manera apropiada, porque el hecho de que alguien diga algo malo, y otro diga algo malo también sobre esa persona, no hace que el asunto sea correcto”, haciendo referencia al refrán de que ‘con un error no se subsana otro’.

Entre tanto, el Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) emitió un comunicado en el que se lee: “Hubo un intercambio acalorado entre los dos donde las cosas se decían por frustración pero no se deseaba daño a nadie. La Comisionada se disculpó por su contribución al intercambio”. Barbot dijo que estaba concentrada en otras cosas y usó un término despectivo para dejar en claro que no le importaba si la policía de Nueva York podía encontrar suficientes máscaras.

Según los reportes, durante la conversación, Monahan le pidió a la Comisionada 500,000 máscaras quirúrgicas mientras aumentaba la crisis de COVID-19, pero ella dijo que solo podía proporcionar 50,000.

Entre los pedidos para que se despida a Barbot destaca el del sindicato de policía la Asociación Benevolente de Sargentos, que  usó un término vulgar en su respuesta a los comentarios de la Comisionada, tuiteando: “La verdad es que esa *…* tiene sangre en sus manos, pero ¿por qué alguien debería sorprenderse de que la policía de Nueva York haya sufrido de De Blasio desde que se convirtió en Alcalde?”.

Y Pat Lynch, el presidente de la Asociación de Beneficencia de la Policía,  calificó los comentarios de Barbot de “despreciables e imperdonables” y agregó: “Debería haber sido despedida en el momento en que pronunció esas palabras”.