Lávate bien la cabeza en esta cuarentena

Te voy a compartir las tres técnicas que me han permitido permanecer en calma durante esta inesperada cuarentena
Lávate bien la cabeza en esta cuarentena
Hay que tratar de mantenerse con el mejor ánimo./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Estamos en un momento de incertidumbre inimaginable, no sabemos cómo adaptarnos a la nueva vida que nos espera, ni qué pasará con la economía y mucho menos con nuestros trabajos, pero ¿sabías que está comprobado que el 90% de las cosas que nos preocupan no se harán realidad jamás?

En estos días hemos aprendido mucho sobre lavarnos las manos, usar tapabocas y de medidas de distanciamiento social, pero ¿te has percatado de lavarte bien la cabeza para filtrar esos pensamientos agobiantes que llegan a atormentarte cuando sientes incertidumbre? Hoy te voy a compartir las tres técnicas que me han permitido permanecer en calma durante esta inesperada cuarentena:

Técnica #1: Evito la sobreinformación, porque me he dado cuenta que el exceso de información solo incrementa las emociones negativas. Así que si quiero informarme busco fuentes muy confiables y no quiere decir que todo el día voy a leer y ver noticias, ¡no! destino cierto momento del día para hacerlo, por lo general lo hago a primera hora del día y espero hasta la siguiente mañana.

Técnica #2: Cuando me llegan pensamientos catastróficos como: “María tu que eres diabética y sobreviviente de cáncer, ¡si te da el COVID-19 no hay Dios que te salve!” lo primero que hago es cuestionar la validez de esos pensamientos alarmantes y trato de reemplazarlos por algo más racional como por ejemplo “ María debes tomar precauciones estrictas por tu condición médica”.

Técnica #3: No propago el miedo. Si visitas mis redes sociales te darás cuenta que no utilizo mis plataformas para hablar de la situación actual que ya todos conocemos, más bien intento distraer a mis seguidores con alegría y motivación. Esto también lo aplico en mi vida personal.

Sé que necesitamos de mucha firmeza para mantener nuestros pensamientos bajo control. No es fácil pero cuando lo hagas vas a tener una vida más tranquila, mayor claridad para tomar decisiones y plenitud sin importar la circunstancias que estés atravesando en tu exterior.