Luis Coronel se casó con su novia Cristina Bernal… en un video musical

"Los dos lo sentíamos como si fuera de verdad", dijo el cantante

Luis Coronel se casó con su novia Cristina Bernal… en un video musical
Luis Coronel.
Foto: Mezcalent

Luis Coronel te lleva detrás de cámaras de su ultimo video musical, “Una Historia Más”, videoclip que protagoniza junto con su novia en la vida real, Cristina Bernal. A través del video, la pareja tuvo la oportunidad de experimentar cómo sería su boda en la playa.

– El video empieza contigo en traje, en la playa y te metes al agua con el traje, ¿cómo fue eso de bañarse en traje?

En este video musical lo interesante fue que me tenía que meter al agua, el agua estaba congelada, pero de una manera u otra tuve que meterme, y con toda la ropa a parte so…

– Tu novia protagoniza contigo el video, ¿qué sentiste cuando la viste vestida de novia?

Se siente bonito, el sentir, el ver, el experimentar esto, ¿no? Los dos lo sentíamos como si fuera de verdad, no lo creíamos, nos disfrutamos la experiencia, disfrutamos que hayamos estado vestidos, de que nos hayan pedido que nos besáramos, de que camináramos.

“Incluso en el pueblito en México, allá donde estábamos grabando, la gente se acercaba y nos decía “¡oh, my God!, ¡qué padre!, se están casando”. En verdad pensaban que nos estábamos casando, pero era nada más parte del video, pero también lo hizo muy interesante que la gente pensara que nos estábamos cansando pero era no más (que) un video musical”.

– ¿Te dieron ganas de casarte?

Sé que en algún momento sí lo quiero hacer, pero por el momento estoy muy enfocado en mi carrera y quiero hacer las cosas bien. Yo sé que poder tener una esposa es para darle su tiempo y pues por este momento no estoy listo para poder entregar un cincuenta, un setenta por ciento de mi tiempo, porque todo está entregado a mi carrera.

– Y cuando te cases, ¿será así, en una playa?

Siento que no, que seria algo más reservado, nada más amigos queridos; pero no, como que ir a la playa, estar caminando descalzo… ya mejor les digo que la playa “no”.

Sigue leyendo