Continúa la polémica: Las diferencias entre las dos autopsias realizadas a George Floyd

En ambos informes, se declara la muerte del afroamericano como "homicidio", pero el de las autoridades en Minneapolis exime de intención al agente Derek Chauvin

Continúa la polémica: Las diferencias entre las dos autopsias realizadas a George Floyd
Una manifestación en reclamo de justicia para George Floyd en Los Ángeles.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

Las dos autopsias realizadas al cadáver del afroamericano George Floyd, muerto a manos de un oficial blanco hace una semana en Minneapolis, determinaron que murió por homicidio.

Sin embargo, en el caso del procedimiento independiente encabezado por la Dra. Allecia Wilson, el examen arrojó que la víctima falleció de asfixia mecánica.

La familia de Floyd diligenció la iniciativa para esta segunda autopsia.

En el caso de la primera, encomendada por la Oficina Forense del Condado Hennepin, la muerte se atribuyó a un “paro cardiopulmonar que complicó el sometimiento de las fuerzas de ley, el control y la compresión en el cuello”.

En esta segunda examinación se estableció que “no hubo determinación legal de culpabilidad o intento”.

Los resultados de ambas evaluaciones fueron divulgadas este lunes.

Los hallazgos preliminares de otra autopsia de la referida oficina, la pasada semana, no encontró “hallazgos físicos que sostengan un diagnosis de asfixia traumática o estrangulación”.

Los resultados previos además apuntaban a que la muerte sería resultado del “efecto combinado de Floyd siendo sujetado por la Policía, condiciones de salud subyacentes, y la presencia de potenciales sustancias tóxicas en su sistema…”.

El reporte detalla que “Floyd tenía 46 cuando murió. El tenía condiciones médicas previas, incluyendo una enfermedad de la arteria coronaria e hipertensión arterial”.

Floyd murió sofocado por el agente Derek Chauvin el pasado lunes luego de que el uniformado le clavara la rodilla en el cuello por más de 8 minutos en medio de una detención que fue grabada por testigos.

La fatal intervención, dirigida por Chauvin en colaboración con otros tres agentes, ha provocado protestas en más de 40 estados de Estados Unidos y en otros países.

Sin embargo, solo Chauvin fue acusado criminalmente por los hechos. El agente enfrenta cargos de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente. Chauvin fue trasladado a una prisión de máxima seguridad en el condado de Hennepin, informaron las autoridades este lunes.

El Departamento de Correcciones de Minnesota indicó que el recluso fue llevado a un centro de máxima custodia en Oak Park Heights ya que algunos reos necesitan “un mayor nivel de seguridad”.

No se ofrecieron más detalles de la movilización.

Autopsia independiente como evidencia

A simple vista, la autopsia independiente podría interpretarse como un medio para reforzar las acusaciones contra Chauvin en caso de que los abogados lo utilicen en sus argumentos de defensa.

Sin embargo, expertos consultados por Reuters advirtieron que la movida podría -en lugar de despejar el camino y reforzar el caso contra el agente- confundir al jurado.

Los abogados de defensa podrían argumentar que las autoridades no son capaces de establecer claramente la causa de la muerte de Floyd, lo que podría provocar disyuntivas entre los miembros del jurado y falta de credibilidad hacia la Fiscalía.

Cabe señalar que la Fiscalía General de Minnesota no está obligada a utilizar como evidencia en el caso los resultados de la autopsia independiente.