Hispanos víctimas de saqueos en El Bronx tratan de “recoger los vidrios” de una doble tragedia

Bodegueros dominicanos y otros emprendedores comerciales, que fueron saqueados por vándalos en la madrugada del martes, ya estaban tratando de sobrevivir al filo de la pandemia
Hispanos víctimas de saqueos en El Bronx tratan de “recoger los vidrios” de una doble tragedia
Este miércoles todavía trabajadores trataban de limpiar el desastre dejado por los vándalos en la Bodega La Matanza. (Foto: Cortesía)
Foto: cortesía / Cortesía

El dominicano José Ortiz, de 50 años, fue uno de los 50 pequeños comerciantes de El Bronx, que vivió uno de los momentos más duros de su vida, el que ver que su esfuerzo de años, además de todos sus ahorros, se vieron esfumados en cuestión de minutos, durante los actos vandálicos que el lunes en la noche y hasta la madrugada del martes se registraron en varios puntos de Fordham Road y la avenida Burnside.

La bodega Matanzas, ubicada en la calle 169, propiedad de este isleño nacido en Baní, fue destruida y saqueada por una turba de jóvenes de ambos sexos, a las 2:30 a.m. del martes, en medio de una secuencia de ataques a establecimientos comerciales, que han abrumado a la Gran Manzana, desencadenados por el asesinato del afroamericano George Floyd en Minneapolis.

“Yo con el mayor sacrificio me endeudé hace dos años, para comprar este negocio, para el bienestar de mi familia, pero también para la comunidad. Y duele mucho ver, que cuando apenas estás pagando para salir de las deudas de la remodelación, vienen unos y que protestantes contra el racismo y te destruyen todo”, narró el devastado bodeguero a El Diario.

Mientras apenas recogía los vidrios de la fachada, que fue destruida con martillos y hachas, Ortíz contó este miércoles que el grupo violento vació las neveras de bebidas alcohólicas y los gabinetes de cigarrillos, además extrajeron por completo los tickets de lotería.

Destruyeron todo, en cuestión de minutos, incluyendo los sueños de este emprendedor comercial.

El bodeguero dominicano, José Ortíz fue una de las víctimas de la violencia. / Suministrada.

“Gente de tu misma raza”

“Obviamente ahora estamos tratando de buscar un fondo, un préstamo para poder volver a la normalidad. Es cierto, tenemos seguro, pero mientras terminan las investigaciones, eso puede coger muchos meses. Y te pones más triste, cuando sabes que hay gente de esta comunidad y de tu raza, que participó en esta vagabundería”, subrayó Ortíz.

En medio de la anarquía que imperó en varias calles del Condado de la Salsa, justamente uno de los más castigados por la pandemia del coronavirus, ya el gremio de los bodegueros venía enfrentando los riesgos que significaba ser clasificados como negocios esenciales y seguir sirviendo a sus vecinos.

Entre tanto, el también quisqueyano Radamés Rodríguez, presidente de la Asociación de Bodegas de América (UBA), explicó que están tratando de hacer un balance de los perjuicios económicos a sus agremiados, pero calcula que por los menos 10 bodegueros de El Bronx fueron blanco de la ola de violencia.

“Estos saqueadores no afectaron más negocios, porque en algunos casos la misma comunidad se opuso. Cuando haces el balance te causa muchos dolor. Ya estábamos enfrentando una situación delicada con el COVID-19 y todo lo que implica exigirle a clientes difíciles, que tienen que usar la máscara. Muchos expusieron su salud, para ahora enfrentar esta doble tragedia”, dijo el líder de UBA.

Los bodegueros no fueron los únicos afectados. Pequeños establecimientos de celulares, ópticas, licorerías, farmacias, zapaterías, bancos y otros comercios que en algunos casos tenían la expectativa de reabrir las próximas semanas, en el eje comercial más importante de El Bronx, deberán esperar mejores tiempos.

“No dañen a sus propios vecinos”

El presidente del condado, Ruben Díaz, Jr., se unió a varios funcionarios electos de El Bronx y a líderes comunitarios para ayudar a limpiar los escombros en el Bronx Optical Center, un negocio en Burnside Avenue que también fue saqueado durante los disturbios de esta semana.

Ruben Díaz Jr, presidente del condado de El Bronx, trata de consolar a una de las comerciantes afectadas por los saqueos. (Foto: Cortesía R. Diaz Office)

“Sé que la gente está asustada, pero este no puede ser el camino a seguir. Lo que sucedió en Fordham Road y Burnside no fue justicia. George Floyd no hubiera querido que esto se hiciera en su nombre. Llamamos a protestas pacíficas, para que todos se unan contra el racismo, sin dañar, a nuestras propias comunidades “, aseveró Díaz.

El concejal Fernando Cabrera, representante del área de Burnside y partes de Fordham, cree que es conveniente pedir a la Guardia Nacional que venga a reforzar al Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD).

“Los agentes de la Policía me dicen en privado que necesitan ayuda. ¿Cuánto tiempo pueden mantener este nivel, trabajando de 12 a 16 horas al día? Simplemente es muy complicado”, dijo Cabrera.

Así mismo, el presidente de la Asamblea Estatal Carl Heastie, que representa a circuitos del norte de El Bronx, calificó el vandalismo como inaceptable.

“Es desgarrador ver los rostros de estos dueños de negocios negros y latinos, que han visto sus negocios destruidos”, subrayó.

Un tragedia después de otra

Y precisamente muchos trabajadores tenían las expectativa de volver a sus lugares de trabajo la próxima semana, cuando la ciudad iniciará su proceso de reapertura, tras el cierre de la actividad económica obligado por la pandemia del coronavirus. Todo indica que estos hechos violentos, pondrá más pausas a esa posibilidad.

La boricua Lorena Vascos, trabajaba como cajera en un centro de envío de dinero que fue vandalizado. Tiene ahora el presentimiento, que luego de tres largos meses de espera por reincorporarse, deberá esperar mucho más tiempo.

“Lo que es vergonzoso es que nuestra misma gente, es la que nos está destruyendo. Con esta terrible crisis económica, es insólito que estos supuestos manifestantes contra el racismo, vengan a generar más miseria justamente a nosotros los hispanos y los negros“, comentó.

Por lo menos 50 pequeños comercios de El Bronx fueron destrozados por hordas violentas. (Foto Cortesía R. Diaz Office).

De Blasio: Ayudaremos a revivir El Bronx

El alcalde Bill De Blasio, quien se encuentra en medio de una tormenta política ante acusaciones del propio gobernador Andrew Cuomo, de no haber hecho “lo suficiente” para proteger a los neoyorquinos de la acción de los manifestantes violentos, anunció que El Bronx será revitalizado.

“Esta comunidad de comerciantes afectados por estos hechos irregulares, no están solos. Contarán con el apoyo de nuestro gobierno, para reconstruir sus negocios”, dijo el mandatario.

Sin adelantar cuál será la estrategia específica de cooperación con las decenas de pequeños empresarios que fueron objeto de actos vandálicos, De Blasio recordó que no es la primera vez que estos vecindarios vitales para la ciudad  han “tenido que levantarse”.

Aunque concluyó que en algunos casos el proceso podría tardar mucho tiempo, en medio de la devastación causada por el coronavirus.

Comercios en El Bronx:

54% o más de los residentes de los dos puntos comerciales afectados por acciones vandálicas en El Bronx son hispanos.