Las claves de Steve Adcock para retirarse a los 35 años con un millón de dólares bajo el brazo

No es necesario ser un "genio del dinero"...

Steve Adcock comenzó a ahorrar el 70 % de sus ingresos.
Steve Adcock comenzó a ahorrar el 70 % de sus ingresos.
Foto: Pixabay / Pexels

En 2016, Steve Adcock dejó su trabajo como desarrollador de software tras acumular cerca de un millón de dólares en ahorros, logrando retirarse con tan solo 35 años y, meses más tarde, su esposa, Courtney, se unió a él en la jubilación anticipada.

Aunque es una realidad que no todos podrán retirarse a los 30 años, Adcock asegura que lograr la independencia financiera está al alcance de muchos, pues puede que no sea fácil, pero no es necesario ser un “genio del dinero” para llegar allí.

Y es que puede que incluso si tu objetivo no es retirarte pronto, Steve afirma que todos deberíamos vivir de acuerdo con estos seis principios básicos para generar riqueza:

1. Haz de la libertad financiera tu objetivo número 1.

Esta regla es la más importante y tiene poco que ver con el dinero. Consiste en querer alcanzar un objetivo suficiente para convertirlo en tu máxima prioridad.

Steve relató en su blog de CNBC que, en aquel entonces, tenía un gran salario y era bueno para su trabajo, pero temía acudir a él todos los días. Además, no disfrutó tener un jefe o pasar por las evaluaciones de desempeño.

Por si fuera poco, las reuniones, los conflictos laborales y los largos viajes diarios fueron agotadores. Fue así que, a finales de sus 20 años, decidió hacer de la jubilación anticipada su objetivo principal.

El joven se concentró en hacer cambios drásticos en sus hábitos financieros, pues en lugar de dejar que su dinero permaneciera inactivo, decidió invertir. También comenzó a ahorrar el 70 % de sus ingresos.

Aunque al principio fue difícil, se hizo más fácil a medida que recordaba todo lo que había gastado en cosas que no usaba o no necesitaba. Esto, según sus propias palabras, “es como ponerse en forma”, es decir, solo perderás o aumentarás de peso si cambias tu dieta y tus hábitos físicos.

“Ninguno de los cambios que hice se sintió como un sacrificio, porque sabía que todos apoyaban mi objetivo”, señaló.

2. Aumenta activamente tus ingresos.

Aunque sus ahorros estaban incrementando, Steve siempre estaba pensando en formas en que podría usar sus habilidades para aumentar activamente sus ingresos cuando no estaba en el trabajo.

Empezó un sitio financiero y escribió sobre él constantemente.  Finalmente, estaba ganando un promedio mensual de USD$1,000 a través del portal.

Steve también creó un canal de YouTube que documenta los viajes que realiza junto a su esposa, que generó entre USD$400 y USD$500 por mes. Con el poco tiempo libre que le quedaba, ganó unos cientos de dólares extra a través de la escritura independiente.

Pero todavía trabajó en su oficina diario, porque era su principal fuente de ingresos y quería demostrarle a su jefe por qué merecía un aumento del 10 o del 15 %, que cabe mencionar, pidió y obtuvo dos veces. Cuatro meses después, lo trasladaron a un puesto de director.

Por su lado, Courtney también ganó varios aumentos. Con ambos ahorrando el 70 % de sus ingresos combinados, que rondaban entre USD$2000,000 y USD$230,000 al año, se estaban acercando a la jubilación anticipada.

3. Invierte en la apreciación de los activos.

Steve asegura que la idea detrás de esto es simple: compras un activo por un precio determinado; con el tiempo aumenta su valor y ahora, tienes algo que vale más de lo que pagaste.

Por ejemplo, si inviertes USD$1,000 y se aprecia un 10 % (o USD$100) en un año, entonces tu nuevo punto de partida base en el próximo año es USD$1,100. Otra ganancia del 10 % es USD$110, no solo USD$100.

De esta forma, en los años siguientes, gracias a la inversión en la apreciación de los activos, Steve y Courtney aumentaron sus ahorros a más de un millón de dólares.

4. Automatiza, automatiza y automatiza.

Esto te facilitará la vida, ya que no tendrás que depender de la disciplina para pagar las facturas, evitar cargos por intereses o reducciones en tu puntaje de crédito.

Steve y Courtney siguieron estos puntos cuando estaban trabajando:

-Contribuir automáticamente a sus cuentas.

-Transferir dinero automáticamente desde el registro de los ahorros.

-Pagar automáticamente las facturas de sus tarjetas de crédito.

5. Conoce a dónde va tu dinero.

Esto es un principio básico, pero muchas personas carecen de la disciplina para sentarse una vez al mes y revisar sus gastos. Sin embargo, algunos consejos simples que pueden hacer una gran diferencia en tu bolsillo son:

-Asegúrate de comprender cada línea en tu factura.

-Los gastos ‘divertidos’ deben venir después de pagar tus deudas y financiar tus cuentas de jubilación.

-No ignores los gastos pequeños, pueden decirte mucho sobre qué hábitos de gasto están trabajando en tu contra.

-Asegúrate de saber cuánto cuestan realmente tus suscripciones mensuales y si realmente las usas o no.

. Aléjate de las cosas que no necesitas.

Aunque Steve solía ser un súper gastador, ahora únicamente usa una suscripción de transmisión por la mitad del precio que pagaba al mes, solo gasta USD$50 por mes comiendo en restaurantes, compra ropa nueva menos de dos veces al año, y solo actualiza su teléfono y el de su esposa si están completamente dañados.

Pero no se trata de recortar todo sino de reevaluar tus prioridades. “La clave es admitir lo que te hace feliz y lo que no”.

Mira también:

Becky G: de la carencia a tener una fortuna millonaria, ¿cómo lo hizo?

Piensa como rico para incrementar el dinero, ¿en qué consiste esta filosofía?

Niña YouTuber de 8 años compra edificio de US$8 millones de dólares, ¿cómo lo logró?