Los datos de las pruebas serán la nueva clave en la lucha contra el COVID-19 en NY

Tras el anuncio de que solo el 1% de quienes se hicieron el examen el día anterior dieron positivo, tanto el alcalde De Blasio como el gobernador Cuomo aseguraron que los test serán el nuevo medidor

Los datos de las pruebas serán la nueva clave en la lucha contra el COVID-19 en NY
El gobernador Andrew Cuomo en su conferencia diaria sobre el coronavirus
Foto: Flickr Gobernación de NY / NY Governor Office

Nueva York continúa su paso hacia la reapertura completa, y aunque llegar a ese puerto todavía está al otro lado del horizonte, ahora lo que definirá el progreso en la lucha contra el COVID-19 no será el número de muertes y hospitalizaciones, que esperan se mantengan hacia abajo, sino los resultados de las pruebas diarias para detectar casos positivos de coronavirus.

El último día hubo 46 muertes, lo que elevó el total de casos a 30,579, incluyendo las muertes probables por COVID-19, de las cuales 17,203 se han registrado en la Gran Manzana. Los contagios ya llegan a los 400,499, (204,576 en la ciudad).

Así lo anunció este martes el gobernador Andrew Cuomo, quien explicó una vez más la necesidad de que todos los neoyorquinos busquen alguno de los sitios gratuitos que existen en Nueva York y se hagan la prueba para poder medir el comportamiento del virus.

“Este es el nuevo tablero y es lo que toda la gente tiene que ver cada día. Tanto administradores hospitalarios, oficiales electos y ciudadanos, tienen que mirar el porcentaje de exámenes diarios que den positivo, por región y por condado. Esos son los números en que ahora vamos a enfocarnos”, dijo el mandatario. “Cuántos test se hacen cada día y cuál es el porcentaje de casos positivos, porque eso nos dirá cada día si hay amenazas de aumentos para saber como movernos inmediatamente y también nos guía a la situación que está causando la infección”.

El líder estatal advirtió también hay que estar con los ojos abiertos, pues todavía hay áreas con minorías, donde los contagios siguen disparados, al tiempo que recordó que la reapertura trae retos adicionales y no significa que ya la pandemia se haya ido.

“Sabemos de verdad que la reapertura ha causado problemas, hay sitios donde han subido los casos, esa es una posibilidad muy real. Los países de todo el mundo que reabrieron están viendo picos, y estados como Florida, que tuvo el número más alto de casos ayer y 12 estados que reabrieron, están viendo subidas”, dijo el político pidiendo asumir esta nueva fase con mucha responsabilidad.

Solo porque reabrimos no significa que no habrá aumentos (de contagios), y si no somos inteligentes y diligentes, vamos a tener una subida. No hay que pensar que porque abrimos, ya estamos bien. No, no estamos bien, tuvimos progreso, pero tenemos que estar disciplinados”.

Fuertes críticas contra Trump

Cuomo también abordó el tema de las manifestaciones contra la brutalidad policial, y tras criticar al presidente Trump por haber insinuado que el anciano de 75 años agredido por dos policías de Buffalo la semana pasada que lo dejaron sangrando en el pavimento, podía ser miembro de Antifa y que había inventado la agresión, reveló que Nueva York tendrá una ley agresiva contra la brutalidad policial esta semana.

“Vamos a aprobar las reformas más agresivas en el país, la transparencia de los registros disciplinarios, la prohibición de estrangulamientos, vamos a otorgar al fiscal general la autoridad como fiscal especial y castigar las llamadas falsas al 911 basadas en la raza”, dijo el demócrata, quien también exigió acciones federales a Washington. “Ha llegado el momento de una acción dramática. Estamos progresando. Estamos progresando rápidamente. La gente está viendo acciones, y eso es lo que esperan del estado de Nueva York“.

El mandatario agregó que además este momento debe ser usado para crear una nueva agenda en favor de la justicia social.

“Hagámoslo aquí en el estado de Nueva York. Cuando hablamos de una agenda de justicia, queremos luchar contra el sistema, contra el racismo, la desigualdad y la injusticia en nuestra sociedad”, concluyó Cuomo mencionando que en Nueva York hay zonas donde se invierte $36,000 al año en la educación de los estudiante y en barrios pobres solamente $13,000.

Bajón en los casos positivos

Por su parte, el alcalde Bill de Blasio se mostró positivo por la manera como la Gran Manzana sigue luchando contra el COVID-19 y destacó que en el primer día de la Fase 1 de reapertura, el porcentaje de casos positivos de coronavirus tras más de 35,000 pruebas estuvo por debajo del 2%.

“Esta es una increíble noticia. Es muy bueno, pero no quiere decir que no debamos seguir peleando, pero por primera vez desde el inicio de la crisis, solo el 1% dio positivo. Es una declaración sorprendente y es gracias a todo lo que ustedes han hecho. Sigamos limpiando eso y derrotemos la enfermedad”, dijo el burgomaestre, instando a no dejar de lado normas básicas como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

De Blasio también anunció que destinará recursos que estaban siendo usados en el NYPD ahora a programas con los jóvenes, que serán detallados en los próximos días cuando se presente el presupuesto final de la Ciudad.

El mandatario, junto a la Primera Dama, Chirlane McCray, también anunció la expansión de los servicios de atención mental de la Ciudad, con la meta de llegar a 10,000 personas más para la segunda parte del año, al igual que programas de salud dental y cuidados a la mujer.

“Tenemos que abordar las injusticias que esta crisis ha mostrado en nuestras comunidades más afectadas, les vamos a dar más recursos para cuidar su salud y su salud mental. Nuestra misión es usar este momento para crear una ciudad aun mejor y más justa”, dijo el Alcalde. “Tenemos que asumir la salud como un derecho humano y aquí garantizamos que cada persona, sin importar su estatus de documentos reciba atención

Y aunque De Blasio dijo hace unos días que estima que la fase 2 para la Ciudad no llegue sino hasta el mes de julio, y no el 22 de junio, como debería ocurrir si se siguen las pautas que han manejado otras regiones del estado que han pasado de etapa a etapa cada dos semanas, no desechó esa posibilidad.

Dije julio porque no quiero crear falsas expectativas. Nueva York no es como otras regiones del estado”, dijo el líder de la Gran Manzana, agregando que como se vayan dando las cosas se pondrá empezar a tener nuevas expectativas en los próximos días, incluyendo abordar el tema de las playas y las piscinas.

Sobre las reformas a la policía en Albany, De Blasio concluyó diciendo que las apoya, al igual que un paquete que cursa en el Concejo Municipal sobre transparencia en procesos disciplinarios a oficiales, fin a la práctica de estrangulamientos en arrestos, el derecho de los individuos a grabar a policías, la obligación de llevar los nombres y placas en lugares visibles y la intervención a cualquier oficina que necesite entrenamientos que reflejen los valores de la Ciudad.

Cifras del COVID-19 en Nueva York: