Descubre la técnica Pomodoro para realizar ejercicio mientras trabajas en casa

La técnica Pomodoro nos permite trabajar con una mayor concentración en nuestras labores

Descubre la técnica Pomodoro para realizar ejercicio mientras trabajas en casa
Al ejercitarnos en casa, no debemos olvidar el calentamiento y trabajar todos los grupos musculares.
Foto: Shutterstock

La pandemia del Covid-19 ha masificado el teletrabajo como modalidad laboral, cambiando notablemente nuestro estilo de vida en el proceso. Está es una circunstancia completamente nueva para quienes están acostumbrados a trabajar en un entorno laboral tradicional.

La técnica Pomodoro te será útil no solamente para ser más productivo mientras dura el teletrabajo, sino también para realizar pequeñas sesiones de ejercicio mientras trabajas. Aquí te hablamos más sobre ella.

¿Qué es la técnica Pomodoro?

Un artículo de la revista Vitónica indica que la técnica Pomodoro es una estrategia que alterna periodos de concentración absoluta en una única tarea con lapsos de descanso. De este modo, es posible mantener la productividad sin caer en el exceso.

La técnica Pomodoro se compone por ciclos. Los primeros cuatro ciclos son de 25 minutos de dedicación plena a una tarea, seguidos de 5 minutos de descanso. Después del cuarto ciclo, y posterior al lapso de trabajo, el periodo de descanso debe ser de 25 minutos en vez de 5.

Si es posible, los descansos deberían ser un espacio en que puedes desentenderte del todo de la tarea que estás realizando de manera que no te sobrecargues ni te estreses de más.

¿Cómo hacer ejercicios con la técnica Pomodoro?

Una manera de aprovechar los espacios de descanso que brinda la técnica Pomodoro es el ejercicio físico. En efecto, es posible realizar una pequeña rutina de actividad física en los 5 minutos de descanso que esta técnica nos ofrece en los primeros cuatro ciclos.

Puedes hacer dos rondas de tres ejercicios cada una. Estos ejercicios, que no pueden superar los 35 segundos de duración, deben anteceder un periodo de 15 segundos de descanso. Pueden ser sentadillas, flexiones, y escalaciones.

Si las flexiones son muy complejas, podrías valerte de un banco o una pared para facilitarte la tarea. También puedes colocar tus rodillas sobre el suelo.

Cómo has visto, la técnica Pomodoro es doblemente útil: por un lado, permite que abordemos el teletrabajo con un mayor orden, mientras que, en segundo lugar, nos genera oportunidades para incidir positivamente sobre nuestra salud mediante el ejercicio físico. Así que es una buena práctica que puedes probar en casa.