VIP Community Services: Mantener los servicios esenciales

VIP Community Services: Mantener los servicios esenciales
Con la pandemia, la organización comenzó a hacer las sesiones de consejería individual y de grupos por teléfono y mediante el sistema Telesalud, o Telehealth.
Foto: KENZO TRIBOUILLARD/AFP/GettyImages

En 1990, que fue el año en que se fundó nuestra Hispanic Federation, Carmen Rivera ya llevaba seis años trabajando como voluntaria en VIP Community Services, una de las casi 100 organizaciones comunitarias que integran nuestra federación. Esa agencia nacida y basada en El Bronx presta a pacientes con adicciones servicios tanto residenciales como ambulatorios, que incluyen los de una clínica de metadona (un producto que se administra de manera gradual para eliminar la adicción a drogas peligrosas). Asimismo, VIP Community Services ofrece servicios de salud, entre ellos la prueba y el tratamiento del VIH y la hepatitis C, y cuidados primarios para toda la familia, además de servicios de salud mental, vivienda y servicios vocacionales.

 En sus 36 años de compromiso con la comunidad, Carmen Rivera ha integrado la Junta Directiva de VIP Community Services, de la que fue presidenta durante varios años, ha ocupado otros cargos, y en la actualidad es la Directora de Servicios Vocacionales y Asuntos Comunitarios.

 En marzo, ante la imprevista irrupción del COVID 19 y las correspondientes medidas de confinamiento y protección, los directivos y el personal de VIP Community Services tuvieron que improvisar rápidamente para dar una respuesta que permitiera mantener los servicios esenciales, porque no tenían duda de que estos no se debían suspender.

“Uno de los cambios inmediatos”, recuerda Carmen Rivera, “fue que comenzamos a hacer las sesiones de consejería individual y de grupos por teléfono y mediante el sistema Telesalud, o Telehealth. También decidimos mantener abiertas las clínicas de metadona y de salud. En la clínica de metadona hicimos un ajuste de horarios para reducir el tráfico de pacientes y personal, y mantener la distancia social. Y en la clínica de salud, usamos todas las opciones posibles para mantener seguros a nuestros pacientes y el personal. En la residencias, suspendimos todas las visitas y distribuimos rápidamente equipos de protección personal”.

 De esa manera, VIP Community Services ha logrado seguir prestando sus servicios esenciales a una población que no puede prescindir de ellos.

Teniendo en cuenta la larga historia de servicio a nuestra comunidad de Carmen Rivera, me causa especial orgullo escuchar su opinión sobre la ayuda que recibió VIP Community Service de nuestra organización.

“Estamos superagradecidos a la Federación Hispana”, comentó. “El apoyo y el respaldo que recibimos de ellos fue extraordinario. La federación respondió de inmediato a las necesidades de la comunidad”.

 Mientras tanto, si desean más información sobre esa organización de la Hispanic Federation, pueden llamar a la línea bilingüe de VIP Community Services, (800) 850-9900.

  Y para informarse sobre nuestra Hispanic Federation y sus organizaciones comunitarias, consulten en www.hispanicfederation.org.

Además, les doy el de la Línea de Información sobre el SIDA, 1-800-233-7432.

 ¡Respondan el cuestionario del Censo 2020, para que nos cuenten a todos!

¡En el 30mo aniversario de la Hispanic Federation, hasta la columna próxima! ¡Cuídense mucho, y si pueden, no salgan de sus casas! 

-Frankie Miranda es el presidente de la Hispanic Federation