Coreomanía: ¿Se puede bailar hasta la muerte?

La exigencia física de la coreomanía hacía posible que una persona muriese por el agotamiento

Coreomanía: ¿Se puede bailar hasta la muerte?
Foto: Shutterstock

En los siglos pasados fue muy popular en Europa un fenómeno conocido como coreomanía, un suceso que aún es objeto de curiosidad e intriga por parte de la ciencia.

A continuación hablaremos un poco sobre la coreomanía, y en qué consiste exactamente.

¿Qué es la coreomanía?

Según un artículo del portal Webconsultas, la coreomanía fue un fenómeno social basado en la formación de grupos de personas que bailaban prolongadamente y sin motivo aparente. Se sabe que estas personas podían bailar por periodos de días, semanas o meses.

Como las personas bailaban en trance y sin descanso alguno, eran capaces de morir por el agotamiento generado por el baile. A raíz de la particularidad de estos eventos, no era raro que se uniesen personas fuera del grupo original.

La coreomanía fue documentada entre los siglos XIV y XVII, y desde entonces no se ha vuelto a saber de episodios similares.

Posibles causas de la coreomanía

La causa exacta de la coreomanía aún sigue sin identificarse, pero se han elaborado hipótesis para explicarla. Una de ellas, por ejemplo, propone un posible envenenamiento por cornezuelo, una sustancia que induce alucinaciones y que estaba presente en el centeno y otros cereales.

La histeria colectiva también ha sido propuesta como una posible causa de la coreomanía. Dicha histeria estaría fomentada por las privaciones de la época, así como el continuo estado de hambruna.

La coreomanía ha sido relacionada con la corea de Sydenham a partir de sus semejanzas sintomatológicas. Esta enfermedad genera contracciones espasmódicas e incontrolables en los músculos y que pueden ser confundidas e interpretadas como movimientos de baile.

Se desconoce por qué la coreomanía ha dejado de ocurrir en la actualidad, pero lo cierto es que su misteriosa desaparición es un beneficio para la salud humana, que difícilmente puede soportar las exigencias físicas de bailar sin descanso alguno.