Júbilo entre inmigrantes de Nueva York por continuidad de DACA

La ciudad y el estado que históricamente han apoyado a los inmigrantes, ven en el fallo emitido por la Corte Suprema, un gran paso  

Júbilo entre inmigrantes de Nueva York por continuidad de DACA
Defensores de la inmigración celebran fuera de la Corte Suprema después de que se emitiera el fallo en Washington,
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

NUEVA YORK.– En Nueva York, la decisión de la Corte Suprema de mantener vigente la Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), fue recibida con beneplácito por las organizaciones defensoras de inmigrantes tanto como por algunos de los funcionarios elegidos.

En su reacción al respecto, el Gobernador Andrew Cuomo dijo que la Administración Trump nunca dio una razón adecuada para terminar con DACA.

“No hubo un argumento de peso. Fue simplemente otro asalto puramente partidista para avanzar la agenda antiinmigrante de esta administración y complacer a su base política”.

Cuomo agregó que la decisión de la Corte Suprema de evitar que la Administración Trump ponga fin a las protecciones DACA para los jóvenes inmigrantes, es una tremenda victoria para los Dreamers y para todos los estadounidenses.

“Afirma los valores fundamentales de inclusión, equidad e igualdad sobre los que se fundó esta nación”, enfatizó el Gobernador al tiempo de recordar que Nueva York ha liderado el camino al tomar medidas sin precedentes para proteger y defender a los inmigrantes los neoyorquinos.

La Fiscal General del estado, Letitia James, en su reacción señaló que la intención de la Administración Trump de cancelar DACA violaba la Ley de Procedimiento Administrativo.

“La decisión de hoy de la Corte Suprema pone a un lado una injusticia de la Administración Trump y permite que los jóvenes que van a la escuela aquí, que trabajan aquí, que pagan impuestos aquí, que crían familias aquí y que son miembros vitales de nuestras comunidades puedan seguir viviendo en sus casas sin temor a ser arrestados o deportados”, dijo la Fiscal General James.

El presidente del Concejo de Nueva York, Corey Johnson coincidió en que el fallo es una “gran victoria” para los Dreamers y las comunidades de inmigrantes de la ciudad y la nación.

“Los beneficiarios de DACA contribuyen significativamente a nuestras comunidades y nuestra economía. Estos jóvenes asisten a la escuela y la universidad, sirven en nuestras fuerzas armadas, pagan impuestos y son nuestros vecinos, educadores, colegas y amigos. Aunque esta decisión es un paso importante para proteger su derecho a quedarse, ahora debemos luchar por las protecciones permanentes que necesitan y merecen”, dijo el edil.

Soñadores son parte vital de la economía

Desde la Asamblea estatal, su presidente, Carl Heastie destacó que el fallo de la Corte Suprema de hoy establece lo que la mayoría demócrata de la Asamblea siempre ha sabido que es cierto: “los soñadores son una parte integral de la economía y el tejido social de nuestras comunidades”.

Heastie reconoció que, durante esta pandemia, los soñadores han sido una parte integral de la fuerza laboral esencial trabajando como médicos, enfermeras, farmacéuticos, auxiliares de salud y en innumerables roles indispensables.

“Las intenciones de la administración en Washington no fueron más que un cruel intento de avivar las llamas del sentimiento antiinmigrante en este país a costa de nuestra economía y el sustento de los inmigrantes trabajadores”, enfatizó el legislador.

La lucha no termina aquí

Martín Batalla Vidal, miembro de Make the Road New York y demandante principal en el caso Wolf v. Batalla Vidal, dijo que hacerse escuchar en las calles, en los pasillos del Congreso y llevar el proceso a la corte más alta del país, hoy ha obtenido resultados.

“Durante casi tres años hemos estado viviendo con una inmensa incertidumbre, y hoy podemos respirar aliviados. No obstante, nuestra lucha no termina con la decisión de la Corte Suprema, nuestra lucha continúa por la protección permanente para los beneficiarios de DACA y todas las personas indocumentadas”, insistió Batalla Vidal.

Entre tanto, Javier H. Valdés, codirector ejecutivo de Make the Road New York, declaró que celebraba la decisión de la Corte Suprema al tiempo de anunciar que la organización renueva su compromiso de combatir la hostilidad del Gobierno Federal hacia los inmigrantes y las personas de color.

“A medida que la Administración Trump continúa haciendo que nuestro sistema de inmigración sea más cruel, los jóvenes inmigrantes y muchas otras personas en nuestras comunidades aún necesitan soluciones permanentes que aseguren su futuro aquí en casa”, insistió Valdés.

Presentes en medio de la pandemia

La Colmena, organización basada en Staten Island, anticipó que el grupo juvenil de la entidad responderá de inmediato a la forma en que la decisión de la Corte impactará a los Dreamers y a los receptores de DACA en ese condado y a través del país.

“Desde que DACA comenzó hace aproximadamente ocho años, los beneficiarios pudieron obtener educación superior; conseguir trabajos bien remunerados; comprar un carro o casa; y apoyar financieramente a sus familias. A pesar de estar en riesgo, los beneficiarios de DACA continuaron retribuyendo a sus comunidades en medio de la pandemia de COVID-19”, dijo Yesenia Mata, directora de La Colmena.

Mata hizo notar que, mientras que a la población en general se le ordenó quedarse en casa, los beneficiarios de DACA en trabajos esenciales están en primera línea.

Victoria extraordinaria

La New York Immigration Coalition (NYIC) comentó que la decisión de la Administración Trump de eliminar DACA) fue arbitraria y caprichosa. Sobre la decisión de la Corte Suprema, dijo que, “es una victoria extraordinaria para los soñadores”.

La coalición agregó que unos 28,000 neoyorquinos son soñadores y más de 85,000 son elegibles para el alivio migratorio DACA.

“Los soñadores constituyen la columna vertebral de este país como enfermeras, maestros, trabajadores de primeros auxilios, propietarios de pequeñas empresas y mucho más. Además, casi 200,000 Dreamers están sirviendo en primera línea en la lucha contra COVID-19”, aseveró la NYIC.

De su parte, Sarah Deri Oshiro, directora de inmigración de The Bronx Defenders declaró que la organización celebra que la Corte Suprema haya intervenido, “para detener el intento ilegal del Gobierno federal de poner fin a DACA.

“Los organizadores y los jóvenes indocumentados construyeron este movimiento y allanaron el camino hacia esta victoria. Ahora permanecerán seguros en sus comunidades, con sus familias, y sin temor a la deportación. Nuestra lucha está lejos de terminar en el esfuerzo por desmantelar la máquina de deportación federal”, dijo Oshiro.