China reporta que nueva cepa de coronavirus en Pekín proviene de Europa

El foco de infección es un mercado mayorista de alimentos en Xinfadi

China reporta que nueva cepa de coronavirus en Pekín proviene de Europa
Aeropuertos chinos revisan la temperatura corporal de los pasajeros.
Foto: Su Yang / EFE

Las autoridades chinas reportaron que la cepa de coronavirus responsable del reciente brote en Pekín provino de Europa.

Los datos surgieron de la secuenciación del genoma analizado por científicos en el país.

Los detalles publicados en el sitio web del Centro Nacional de Datos de Microbiología de China indican que los datos del genoma se basan en tres muestras —dos humanas y una ambiental— recogidas el 11 de junio.

De acuerdo con el reporte de la agencia Reuters, fue ese día que Pekín informó de su primera nueva infección local de COVID-19 en meses.

En los ocho días  próximos, la ciudad informó de 183 casos vinculados a un brote en el mercado mayorista de alimentos de Xinfadi, en el suroeste de la ciudad, precisa la nota de la agencia de noticias.

“De acuerdo con los resultados preliminares de un estudio genómico y epidemiológico, el virus es de Europa, pero es diferente del virus que se está propagando actualmente en Europa”, dijo Zhang Yong del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en un artículo publicado el viernes en el sitio web de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria. “Es más antiguo que el virus que se está propagando actualmente en Europa”.

Según el experto hay al menos dos hipótesis que podrían explicar la procedencia.

“Podría haber estado oculto en productos alimenticios congelados importados, o estaba al acecho en algún ambiente oscuro y húmedo como Xinfadi, sin que el ambiente haya sido desinfectado o esterilizado”, argumentó Zhang en el escrito.

A principios de semana, Wu Zunyou, principal experto en epidemiología del CDC, indicó que la cepa de Pekín era similar a la de Europa, aunque no necesariamente transmitida directamente desde países de ese continente.

China, que ha sido criticada por supuesta falta de transparencia en la información sobre el reciente brote en la capital,  presentó los datos a la Organización Mundial de la Salud (OMS).