Pendiente de la firma de Cuomo una ley para evitar desalojos de afectados por la pandemia

Albany ha aprobado una ley que impide el desalojo por motivos relacionados con la pandemia
Pendiente de la firma de Cuomo una ley para evitar desalojos de afectados por la pandemia
La moratoria para los desalojos se acabará el 20 de agosto si no se remedia. /Archivo
Foto: Angela Weiss/AFP / Getty Images

“Estamos al borde de un Apocalipsis en las rentas”. El senador estatal Brad Hoylman no necesitó más palabras el lunes para describir en una conferencia virtual la situación de angustia que se vive en un estado en el que el confinamiento y el desempleo generado por la respuesta al COVID ha puesto a más de 110,000 inquilinos entre el impago y el desalojo.

La solución propuesta para reducir el caos humanitario y económico en la ciudad es el Tenant Safe Harbor Act que ha sido aprobado por la legislatura en Albany y está pendiente de la firma del gobernador Andrew Cuomo en los próximos días para que se convierta en ley.

Si eso ocurre, la legislación reforzará la moratoria de desalojos (evictions) de 90 días  impuesta por el propio gobernador para prohibir estas medidas frente a los impagos o el aumento de lo adeudado por renta por parte de unos inquilinos afectados por la pandemia del COVID-19.

“Los inquilinos aún deben la renta pero no perderán la casa por ello”, apuntaba Judith Goldiner, abogada de la Legal Aid Society. No es un perdón, es la eliminación de la consecuencia del desalojo.

Para Goldiner, cuya firma ha abogado por el avance y la aprobación de esta legislación, es urgente proteger a personas cuya pérdida de empleo les ha dejado muy vulnerables y no pueden pagar el alquiler.

Esta abogada recordaba que el número de inquilinos con dificultades será mayor ahora que se aproxima el día de pago de la renta de julio. Más de un millón de inquilinos en el estado han perdido sus trabajos durante la pandemia y algunos de los empleos están volviendo pero lentamente. Tomará tiempo y mucho esfuerzo poner al día las cuentas por pagar.

El senador Hoylman recordaba que hay quienes han perdido ingresos estos meses y están pendientes de un incierto futuro con respecto al empleo pero, además, muchas personas se han quedado sin ayudas como el seguro del desempleo, como los indocumentados. Para el legislador, la alternativa a esta legislación es “un desastre”.

La ley reconoce que muchos inquilinos ya tenían que hacer un gran esfuerzo por pagar unas rentas que son muy elevadas sobre todo en la ciudad de Nueva York.

Al prohibir a los jueces que se emitan órdenes de evicción por falta de pago por parte de quienes hayan sido impactados por la pandemia, los inquilinos tienen la oportunidad de poder reconstruir sus vidas sin tener que aumentar las filas de los sin techo o sumarse a una población que sufre la amenaza de la pandemia desde los refugios. Desde la Legal Aid se recuerda que las personas más vulnerables son las de las comunidades negra y latina, que además están sufriendo más la infección del COVID-19.

El impacto de la ley será muy importante porque la moratoria de la prohibición de desalojos del gobernador empezaba a levantarse a partir del 20 de junio. La moratoria se extiende menos personas, que están sufriendo las consecuencias de la pandemia y hasta el 20 de agosto. De momento, los casos de evicción que son decenas de miles se están preparando.

La ley que queda pendiente de Cuomo es así una solución puente que permite esperar a que llegue la ayuda federal que se contiene en el Heroes Act. Este paquete de ayudas fiscales fue aprobado por la Cámara de Representantes en mayo pero no ha tenido avances en el Senado.

Ayer, los líderes del partido demócrata instaron al del Senado, el republicano Mitch McConnell a que empezara las negociaciones para aprobar unas medidas que son más urgentes dado el aumento de los casos de COVID en el país y la marcha atrás en la apertura de la actividad en varios estados.

Con las ayudas del estado y la federal se espera aliviar los problemas de pago y si la ayuda no llega, dado que no hay desalojos quienes están patrocinando esta ley esperan que sea más fácil renegociar los términos del pago o incluso un descuento de la renta. Quienes abogan por la firma de esta ley reconocen que después de que se acabe la pandemia no se podría, con esta ley, evitar el desalojo.

Alta factura para negros y latinos

“A nadie se le debe pasar por alto que esta crisis está pasando una factura desproporcionada a las comunidades de color”, explicaba el senador Brad Hoylman. Es una realidad económica y de salud.

Son los que más están sufriendo una crisis que según el legislador de la Asamblea Jeffrey Dinowitz, demócrata que representa a El Bronx, no tiene precedente. Dinowitz explicó que esta crisis es diferente a la que se sufrió en los setenta, a la del 11S, a la del huracán Sandy y la financiera de la Gran Recesión.

“Todas han sido difíciles y hemos sobrevivido pero esta tomará mucho tiempo antes de que nos recuperemos y no podemos dejar que las cosas empeoren”, explicaba. La Tenant Safe Harbor Act “prevendrá un aumento masivo de la población sin techo e impedirá que las familias se queden sin sus hogares después de haber hecho sacrificios increíbles en los últimos tres meses al quedarse en su casa por el bien de la salud pública”.