Cae autobús de estudiantes a un embalse en China; hay al menos 21 muertos

El incidente se registró la mañana de este martes cuando los estudiantes se dirigían a realizar un examen de ingreso a la universidad

Cae autobús de estudiantes a un embalse en China; hay al menos 21 muertos
Los sobrevivientes fueron trasladados a hospitales cercanos
Foto: STR/AFP via Getty Images / Getty Images

CHINA – La caída de un autobús de estudiantes al embalse de Hongshan de la localidad de Anshun, en la provincia suroccidental china de Guizhou, dejó un saldo de al menos 21 personas muertas y otras 15 lesionadas.

El incidente se registró la mañana de este martes cuando los estudiantes se dirigían a realizar un examen de ingreso a la universidad, conocido como “gaokao”, informaron medios locales.

Durante las primeras horas tras suceder el incidente sólo se habían reportado dos víctimas mortales. Sin embargo, aproximadamente siete horas después las autoridades actualizaron la cifra a más de dos decenas de personas fallecidas.

Los supervivientes al accidente han sido ingresados en los hospitales cercanos para recibir tratamiento, según el diario local Guizhou Daily.

En redes sociales se han difundido fotos y videos, donde se muestra el momento en que el autobús sale repentinamente del camino para estrellarse contra una barandilla, para luego caer al agua.

Asimismo, se ha confirmado que el vehículo ha sido sacado ya del embalse, donde no llegó a hundirse por completo.

Un total de 10,7 millones de estudiantes chinos comenzaron hoy los exámenes de acceso a la universidad, entre exhaustivas medidas de prevención contra la COVID-19.

Los estudiantes de regiones clasificadas con riesgo de moderado a alto tendrán que usar mascarillas antes de entrar al aula donde se examinen, mientras que los profesores que supervisan las pruebas deberán llevarlas en todo momento.

Para minimizar los riesgos de contagio, el “gaokao” se pospuso un mes: tendrá lugar hasta el próximo 10 de julio, dependiendo de la provincia, y estará también marcado por los meses de encierro de los estudiantes, que han tenido que preparar la prueba desde sus casas.