Nani creció rodeado de ratas mientras pedía comida en las calles de Lisboa

El portugués creció pasando hambre junto a sus hermanos

Nani creció rodeado de ratas mientras pedía comida en las calles de Lisboa
Nani fue campeón de Europa con Portugal.
Foto: EFE

El futbolista portugués Nani, que actualmente juega en el Orlando City, ha revelado cómo fue su infancia, viviendo entre ratas y en una casa con nueve personas.

Crecer en los barrios bajos de Amadora, a las afueras de Lisboa, fue un infierno. El padre de Nani se había ido a Cabo Verde, dejando a su madre para que lo criara a él y a sus ocho hermanos sola.

La estrella de 33 años reveló: “No teníamos nada para comer, estábamos luchando por nuestras vidas.

“La casa tenía un piso lleno de agujeros llenos de ratas y lagartijas. Finalmente se volvieron normales para nosotros. Cuando eres un niño, es sorprendente a lo que te puedes adaptar”.

Pero a lo que nunca te puedes acostumbrar es al hambre. Tu estómago está gritando, el dolor es tan fuerte que te preguntas si algo te está cortando la piel. Tenía mucho ese sentimiento”.

La suerte de Nani comenzó a cambiar después de que cumplió diez años y su hermano mayor, Paulo Roberto, lo persuadió para que pidiera comida en las calles de Lisboa.

Allí, le dieron pan, galletas, sopa y pizza gratis recién horneada “porque elegimos no robar, pedimos, fuimos honestos”.

En una emotiva entrevista con The Players Tribune, el ex ídolo de Old Trafford dijo: “Oh, esa pizza. Si nunca has conocido el hambre verdadera, podrías pensar que estoy exagerando. Pero aún puedo saborear esa pizza“.

El dueño del restaurante presentó a Paulo a un futbolista profesional, que organizó una prueba para él en el Sporting de Lisboa.

Fue en ese momento que Nani, quien ahora juega para el Orlando City de la MLS, “se dio cuenta de que Dios me había elegido para apoyar a la familia al convertirme en futbolista”.

A Nani siempre le gustó el fútbol, ​​y corría para llegar a sus entrenamientos a los siete años porque no tenía dinero para el tren.

Pero cuando comenzó a jugar en el campo, los otros niños estaban asombrados. Pronto sus entrenadores comenzaron a darle dinero para boletos de tren y comida, mientras que sus compañeros de equipo le dieron ropa.

A los 16 años, estaba entrenando con los dos clubes más grandes de Portugal, el Benfica y el Sporting de Lisboa, antes de firmar finalmente para el Sporting en el verano de 2003.

Cuatro años más tarde llegó al Manchester United donde ganó cuatro títulos de la Premier League y un trofeo de la Champions League en 2008.

Relacionado: