Cómo afecta en la conducción cambiar los rines de tu auto

Elegir unos nuevos rines sólo por ser "bonitos" y baratos, podría provocar que te quedes sin sistema de rodaje la próxima vez que pases por un bache

Los rines de buena calidad deben soportar golpes leves, de lo contrario estarías exponiendo tu auto a una seria avería.
Los rines de buena calidad deben soportar golpes leves, de lo contrario estarías exponiendo tu auto a una seria avería.
Foto: Pixabay

Los rines de los autos son una de las piezas fundamentales de los vehículos y cuya función va mucho más allá de sólo “hacer lucir bien a nuestro vehículo”, por lo que cambiarlos no es una decisión que debas tomar a la ligera.

Los rines buscan obtener una buena relación de aerodinámica y desempeño del vehículo, y normalmente un auto está diseñado para funcionar con el juego específico de rines que el fabricante entregó.

Sin embargo, si has tomado la decisión de cambiarlos, debes considerar el diseño o diámetro de los rines nuevos, pues cambiar el diámetro de los rines afecta inevitablemente el peso de tu vehículo, la alineación de los ejes, la cantidad de fricción ejercida contra el suelo al momento de la rodadura, y el momento de fuerza tanto en la aceleración como en el frenado.

Esto básicamente se traduce en que tu auto acelerará de manera más lenta, será más inestable al andar, sobre todo a altas velocidades. El velocímetro y el odómetro no podrán realizar bien su trabajo y, por si fuera poco, incluso podrías sentir más dura la dirección y la suspensión.

Un buen rin debe soportar golpes leves sin deformarse. En casos muy drásticos, un golpe severo puede doblar la ceja interna o externa del rin. Si el daño es grave, puede provocar la consabida fuga de aire.

De acuerdo con el portal Motorpasión, es recomendable que si vas a cambiar los rines, consideres que el nuevo juego de rines sea por mucho 2 pulgadas mayor al de equipo original que tiene tu vehículo. Es decir, si compraste un auto con rines 15 originales, no vayas más allá de las 17 pulgadas y compensa el aumento del diámetro del rin con neumáticos con un perfil 10% más bajo por pulgada. Si por ejemplo los neumáticos originales de tu auto son 215/50 R15, reemplázalos por unos 215/40 R16 o bien por unos 215/30 R17, según sea el caso.

Así que ya lo sabes, si tienes considerado realizar un cambio de rines, piénsalo bien, pues no sólo estás poniendo en riesgo la integridad de tu auto, sino también estarías exponiendo tu vida al realizar una mala elección.

**********

Te puede interesar.