“Es un truco de promoción de libros”: Presunto violador de la ex surfista Carmen Greentree niega las acusaciones

Mohammad Rafiq Dundoo negó las acusaciones y cuestionó la historia de la ex surfista

Carmen Greentree se retiró del surf en 2003.
Carmen Greentree se retiró del surf en 2003.
Foto: Matt Roberts / Getty Images

Hace algunos días, se dio a conocer la desgarradora historia de la ex surfista Carmen Greentree, quien reveló que durante un viaje a la India en el 2004 fue secuestrada y violada por Mohammad Rafiq Dundoo, difícil episodio de vida que Greentree plasmó en un libro llamado ‘A Dangerous Pursuit of Happiness’.

Después de que la historia de la ex surfista le diera la vuelta al mundo, su presunto agresor Rafiq Dundoo contó su versión de la historia y negó que la haya secuestrado, considerando las declaraciones de Greentree como “un truco de promoción de libros”.

En entrevista para The Kashmir Monitor, el indio contó su versión de la historia y reveló datos interesantes que hacen cuestionable la historia de la australiana.

“No entiendo cómo pudimos haberla mantenido en cautiverio durante dos meses cuando nuestra casa flotante está a cinco o 10 pasos de distancia de otras casas flotantes, hay otros turistas alrededor, es temporada alta y la estación de Policía más cercana está a solo unos cientos de metros de distancia”, contó Rafiq.

El nativo de Cachemira explicó que en efecto dio hospedaje en su casa flotante a Greentree, pero esta se fue sin avisar e incluso le quedó a deber algo de dinero. También contradijo a la australiana, pues en una parte de su libro afirma que sus documentos se quedaron en casa de Rafiq y de ser así no hubiera podido salir del país tan rápido.

Después de que la surfista dejó la casa flotante, Rafiq fue detenido por la policía, acusado de violación y fraude, por lo que estuvo encarcelado 12 días y después salió bajo fianza: “Fui golpeado por personas, mi familia fue hostigada, humillada. Era padre de un hijo de un año, y ni siquiera puedo expresar lo que tuve que pasar por algo que no hice. En ese entonces manchó mi imagen y lo está haciendo de nuevo. Planeo presentar una denuncia contra ella ahora“, declaró.

El abogado de Rafiq también habló ante el medio de comunicación y reveló que el caso se cerró en 2007, cuando Carmen Greentree se negó a viajar a la India para rendir su declaración de los hechos: “Le dije que si se comprobaba que sus acusaciones eran correctas, me aseguraría de que mi cliente fuera castigado, pero todos sabíamos que ella lo estaba culpando erróneamente”.