Estados Unidos: Hay más personas con COVID-19 que nunca antes en hospitales y muchas más mueren

Con los casos diarios, las hospitalizaciones y las muertes en aumento, la pandemia de coronavirus se está acelerando en Estados Unidos, señala Covid Tracking Project

Estados Unidos: Hay más personas con COVID-19 que nunca antes en hospitales y muchas más mueren
Un médico en la Unidad de Cuidados Intensivos en un hospital de DC.
Foto: Getty Images

Más estadounidenses están hospitalizados con COVID-19 actualmente que en cualquier punto anterior de la pandemia, un hito sombrío que indica que el coronavirus no se está desacelerando en Estados Unidos.

El 22 de julio, 59,628 personas en Estados Unidos estaban en el hospital después de dar positivo por el nuevo coronavirus, según el Covid Tracking Project at The Atlantic. Ese total superó el máximo diario anterior de 59,539 hospitalizados con COVID-19 el 15 de abril, cuando la ciudad de Nueva York era el epicentro del brote en Estados Unidos.

Estos cambios se producen en medio del aumento de nuevos enfermos con el virus.

Una semana después de que los casos comenzaron a aumentar a mediados de junio, las hospitalizaciones también comenzaron a aumentar.

El 20 de junio, había aproximadamente 28,000 personas hospitalizadas con COVID-19. Un mes después, ese número se había más que duplicado a 58,000 pacientes hospitalizados.

Ahora, el número de pacientes hospitalizados se acerca al pico que se alcanzó a mediados de abril, durante el apogeo del brote de coronavirus en el noreste.

Nueva York y Nueva Jersey solo representaban el 45% de las hospitalizaciones en aquel momento.

Esta vez, Texas, Florida y California albergan aproximadamente la mitad del número total de pacientes con COVID-19.

Si bien algunos hospitales urbanos grandes pueden estar preparados para manejar el aumento actual, los hospitales rurales más pequeños no tienen acceso al mismo nivel de recursos para manejar la gran afluencia de pacientes.

En el sur de Texas, los pequeños hospitales están inundados de pacientes con COVID-19 gravemente enfermos, y al menos uno está saturado al punto de elaborar planes para rechazar a los pacientes con pocas perspectivas de supervivencia.

Las muertes continúan aumentando

Hace tres semanas, Covid Tracking Project dio la alarma sobre el rápido aumento de casos en estados críticos, como Arizona, California, Florida y Texas.

El aumento de los casos a lo largo de junio sentó las bases para el aumento de las hospitalizaciones y ahora, en julio, para el aumento brusco de las muertes.

En estos cuatro estados, el promedio de siete días para las muertes reportadas cada día, ha aumentado de menos de 150 a principios de junio a más de 400 ahora.

Esa misma tendencia está comenzando a repetirse en los otros estados del sur.

Los nuevos casos de COVID-19 por millón de personas en muchos estados del sur se están acercando a los niveles encontrados en el noreste a principios de abril.

Las pruebas fueron mucho más limitadas en la primavera de lo que son ahora, pero el aumento en los casos supera el aumento en las pruebas. Si estos brotes continúan creciendo, inevitablemente conducirán a más muertes en estos estados.

¿Más muertes después del mes de julio?

The COVID Tracking Project está sonando la alarma de nuevo, porque el aumento de las muertes en julio, está ocurriendo en paralelo a los altos niveles continuos de nuevos casos reportados.

Los retrasos clínicos continuarán, al igual que los retrasos en los informes, y si todos estos patrones se repiten, en tres semanas veremos un aumento en las tasas de mortalidad causado por las decenas de miles de casos que se están registrando este mes.