Instamos a que la inscripción universal de votantes esté disponible en línea de inmediato

Instamos a que la inscripción universal de votantes esté disponible en línea de inmediato
Es mucho lo que está en juego como para privarle el derecho al voto a una generación de nuevos votantes.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La pandemia de coronavirus ha desatado una cadena de crisis fiscal, política y social en la ciudad de Nueva York. En el contexto de las protestas generalizadas que exigen una revisión de los departamentos de policía en todo el país y recortes en programas sociales vitales como la educación y la atención sanitaria, nos enfrentamos ahora a la posibilidad de una ola masiva de votantes privados del derecho al voto en las comunidades más afectadas por la pandemia del coronavirus, a menos que la legislatura estatal tome medidas inmediatas y permita que el sólido sistema en línea de inscripción de votantes que ofrece la Junta de Financiación de Campañas siga adelante durante la sesión legislativa de esta semana.

Las estadísticas muestran que las nuevas inscripciones de votantes se han reducido a la mitad en lo que va de año en comparación con 2016. Las inscripciones en enero y febrero se adelantaron al ritmo de 2016, pero la actividad cívica se redujo y luego se detuvo en marzo, cuando la ciudad entró en cuarentena y los actos de inscripción en persona se interrumpieron.

Tomemos el ejemplo de Dominicanos USA: Fortalecemos a los nuevos ciudadanos al inscribirlos en persona en las ceremonias de naturalización, pero desde marzo hemos tenido que cambiar abruptamente nuestras estrategias en respuesta a las órdenes de confinamiento y las directrices de distanciamiento social, cuyo resultado ha sido una caída abrupta en las inscripciones de nuevos votantes.

¿Cómo nos aseguramos de que los nuevos votantes –sobre todo los nuevos estadounidenses y los votantes jóvenes– puedan votar este año sin actos de inscripción en persona?

La respuesta evidente es que los organizadores y defensores del derecho al voto deben trasladar ese trabajo a la red, pero Nueva York no tiene un sistema de inscripción en línea que sea de fácil acceso para todos los votantes potenciales. Si un hispanohablante monolingüe intentara usar el portal de inscripción estatal del Departamento de Vehículos Motorizados (Department of Motor Vehicles, DMV), se encontraría solo con el formulario de inscripción en inglés.

El sistema, además de excluir a una parte significativa del electorado de los nuevos americanos, es anticuado. Si es bilingüe y tiene una licencia de conducir del estado u otro tipo de identificación del DMV, entonces deberá navegar un portal complicado y engorroso, incluso para los más adeptos a la tecnología.

De acuerdo con los registros estatales, el portal del DMV excluye hasta cerca de 700 mil residentes de la ciudad que no tengan ninguna de las dos identificaciones. Además, sólo está disponible en inglés, lo cual excluye a una parte significativa del electorado de los nuevos americanos.

El problema es que ya se ha construido una plataforma de este tipo, pero necesita la autorización del estado para su lanzamiento. La Junta de Financiación de Campañas (Campaign Finance Board, CFB) de la ciudad desarrolló un sistema de inscripción de votantes en línea en junio de 2019, conforme a una ley municipal. El sistema, a diferencia del portal de DMV, estará disponible en cuatro idiomas adicionales en cumplimiento del artículo 203 de la Ley del derecho al voto. Los cuatro idiomas adicionales serán el español, el bengalí, el coreano y el chino. La CFB ha dicho que trabajará con la Junta Electoral para que su sistema funcione en todo el estado. En estos tiempos de crisis para nuestra democracia, el gobernador Andrew Cuomo y la legislatura deben actuar para que la inscripción universal de votantes esté disponible en línea de inmediato.

Es mucho lo que está en juego como para privarle el derecho al voto a una generación de nuevos votantes. A medida que avanzamos hacia el reinicio de la vida cívica en la ciudad, estamos dando un paso adelante para hacer frente a los graves desafíos en la educación, en nuestro sistema jurídico y en los negocios. Es hora de asegurarnos de que nuestras elecciones libres y justas estén en esa lista. La legislatura estatal tiene la oportunidad en su próxima sesión de proteger el derecho al voto, que es fundamental para todo neoyorquino.

-Eddie Cuesta es el director ejecutivo de Dominicanos USA (DUSA)