COVID-19: La enfermedad puede prolongarse durante varias semanas incluso entre los jóvenes, advierten los CDC

Más del 30 por ciento de los enfermos experimentan síntomas prolongados

Casos de coronavirus en el mundo.
Casos de coronavirus en el mundo.
Foto: AFP / Getty Images

Muchos testimonios de personas que han enfermado de coronavirus alrededor del mundo, hablan de padecer las secuelas del COVID-19 durante varias semanas, incluso meses. En este sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han advertido que la enfermedad puede prolongarse durante varias semanas, incluso entre los jóvenes.

Una investigación de los CDC reveló que un 35 por ciento de personas que sufrieron la infección por SARS-CoV-2 no habían regresado a su estado habitual de salud entre dos y tres semanas después de haber cursado la enfermedad. Entre personas jóvenes, de 18 a 34 años de edad y sin afecciones médicas crónicas, una de cada cinco continuaba experimentando síntomas.

La autoridad de salud realizó una encuesta multiestatal entre 292 adultos que presentaron síntomas de COVID-19 y arrojaron resultados positivos para el virus entre el 15 de abril y el 25 de junio. De ellos, el 35 por ciento señaló que experimentaba síntomas prolongados que se extendieron hasta el día de la entrevista, realizada en promedio 16 días después de su primera prueba.

Un 26 por ciento de los participantes de entre 18 y 34 años de edad no habían regresado a su estado habitual de salud; ocurrió lo mismo con un 32 por ciento de los individuos de entre 35 y 49 años y con el 47 por ciento de los mayores de 50 años. Los síntomas prolongados más comunes fueron la tos, la fatiga y la falta de aire.

“Estos hallazgos indican que COVID-19 puede provocar enfermedades prolongadas incluso entre personas con enfermedades ambulatorias más leves, incluidos los adultos jóvenes“, afirman los CDC y explican que la enfermedad prolongada es habitual en adultos con COVID-19 grave que requieren hospitalización, “especialmente entre los adultos mayores”. En el caso de síntomas psiquiátricos, circunstancia que ocurre en algunos pacientes, “el retraso en el retorno a la salud habitual requiere una evaluación adicional”.

Los resultados “tienen implicaciones importantes para comprender los efectos completos de COVID-19, incluso en personas con enfermedad ambulatoria más leve”, lo que puede generar ausencias prolongadas en el trabajo, los estudios u otras actividades, especifican los CDC en su Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad.