ICE teme nuevos ataques y refuerza seguridad de oficina en Georgia

La agencia reporta ventanas rotas y grafitis

ICE teme nuevos ataques y refuerza seguridad de oficina en Georgia
ICE reforzó la vigilancia de su oficina en Georgia.
Foto: (Suministrada / ICE)

Las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Atlanta, Georgia, se mantienen custodiadas este domingo tras ser atacadas en la madrugada, presuntamente por simpatizantes del movimiento antiracista “Black Lives Matter”.

Los vándalos rompieron varias ventanas del edificio, pintaron grafitis en sus paredes y en la calle con mensajes como “Sin policías, sin ICE, sin fronteras” (“No cops, no ICE, no borders”), y lanzaron fuegos artificiales.

Videos divulgados en redes sociales bajo la etiqueta @AcidVitalism muestran a personas coreando “Black Lives Matter” al ritmo de tambores en la entrada del edificio y fuegos artificiales explotando y láseres verdes, al parecer intentando impedir que las cámaras de seguridad grabaran el incidente.

El grupo dijo que la acción fue realizada en solidaridad con los “luchadores por la libertad” en Portland, Oregón, donde el presidente Donald Trump ordenó esta semana el despliegue de agentes federales, y en apoyo a “todas las otras personas pobres que están sufriendo tratando de construir un nuevo mundo”.

En el edificio federal, ubicado en la calle Ted Turner, en pleno centro de Atlanta, se encuentra la corte de inmigración, además de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento de Justicia.

El edificio amaneció custodiado este domingo por agentes federales fuertemente armados y, de acuerdo con algunos medios locales, por miembros de la Guardia Nacional, a quienes el gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, desplegó hace unas semanas tras el incremento de la violencia en Atlanta.

Kemp decretó el estado de emergencia a principios de julio luego de que se desataran una serie de tiroteos que dejaron varios muertos, incluida una menor de edad, y se vandalizara la sede del Departamento de Seguridad Pública de Georgia, donde se encuentran las oficinas de la Patrulla Estatal de Georgia.

Un portavoz del Servicio de Protección Federal dijo a medios locales que no se han efectuado arrestos.

Los desmanes se dieron la misma noche en que se sucedieron protestas contra la brutalidad policial en Seattle (Washington) y Portland (Oregon), entre otras ciudades del país, en lo que fue otra jornada de disturbios.

La policía de Seattle indicó esta madrugada que había realizado “45 arrestos en conexión con los disturbios” y agregó que “21 policías habían sufrido heridas por ladrillos, piedras y explosivos, la mayoría de ellos pudieron retornar a su trabajo”.