Parques infantiles en complejos de NYCHA representan una amenaza para los niños

El contralor de la ciudad, Scott M. Stringer, exige respuestas sobre el estado de las reparaciones, después que instara a la agencia a intervenir en casi 800 patios de recreo que una auditoría los identificó como “inseguros y peligrosos” para su uso

Parques infantiles en complejos de NYCHA representan una amenaza para los niños
Unos 788 parques infantiles y patios de recreo en 238 complejos de vivienda presentaron condiciones peligrosas.
Foto: ARCHIVO / Impremedia

NUEVA YORK.-  Casi las tres cuartas partes de los parques infantiles de los complejos de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), están en condiciones “insatisfactorias o peligrosas”, por lo que la Oficina del Contralor de la Ciudad, exige a esa agencia cumpla con el compromiso de dar seguridad a esos espacios de esparcimiento, tan necesarios en el verano.

Unos 788 parques infantiles y patios de recreo en 238 complejos de vivienda presentaron condiciones peligrosas para su uso, según una auditoría dispuesta por el contralor Scott M. Stringer en abril de 2018, como resultado de ese estudio, la Contraloría solicitó se hagan trabajos de mejoramiento y reparaciones, al presidente de NYCHA, Greg Russ, para garantizar que los niños en las viviendas públicas tengan espacios seguros para jugar.

En respuesta a la revisión, NYCHA prometió realizar inspecciones periódicas y crear un nuevo sistema digital de seguimiento, pero precisamente la oficina del Contralor, denuncia que tales inspecciones y reparaciones no se han cumplido.

 El mes pasado, NYCHA anunció que estaba reabriendo sus parques infantiles, que habían estado cerrados durante varios meses debido a la pandemia de COVID-19. Lo hizo, según la oficina del contralor, sin haber proporcionado los resultados prometidos de la “primera ronda” de inspecciones que realizó la Unidad de Juegos, según la cual, debía haber completado antes del 28 de febrero de 2020, una promesa que el presidente de la agencia hizo al Contralor por carta de fecha 27 de diciembre 2019.

Dado que la pandemia de COVID-19 ha afectado particularmente a los complejos de vivienda de NYCHA y que los niños en viviendas públicas necesitan espacios seguros para jugar afuera este verano, el contralor le pidió al presidente de NYCHA que responda por escrito con respuestas a preguntas específicas antes del 23 de julio de 2020, pero el ejecutivo no respondió, dijo Stringer.

En los justificativos de su reclamo al presidente de NYCHA, el contralor, establece que, si bien la ciudad se ha visto afectada por la pandemia de COVID-19, los residentes de los complejos de vivienda pública, y particularmente los niños, han sido particularmente afectados.

“Nuestros jóvenes han sufrido traumas y pérdidas, entre la interrupción de la escuela, el estrés de la pandemia y las tasas de mortalidad desproporcionadamente altas de sus vecinos y seres queridos. Nunca ha sido más urgente que los niños que viven en NYCHA tengan espacios seguros para jugar este verano”, insistió Stringer.

Con estos antecedentes, para dar seguimiento a la auditoría de abril de 2018 y a una carta de julio de 2019 exigiendo medidas para remediar la pésima situación de los parques infantiles, después de que NYCHA no actuó para más de un año después del lanzamiento de la auditoría, la Oficina del Contralor  estableció un compromiso para implementar nuevas prácticas, desarrollar un plan maestro y crear una nueva unidad para garantizar que todos los espacios de juego de NYCHA se inspeccionen, mantengan y reparen dentro de los 90 días; sin embargo, asegura, el contralor, no ha recibido ninguna respuesta que indique la implementación de estos planes hasta la fecha.

Stringer añadió que el 22 de junio de 2020, la ciudad de Nueva York entró oficialmente en la fase II de reapertura y se permitió la reapertura de los parques infantiles en los cinco condados. Así mismo, el 6 de julio de 2020, la ciudad ingresó oficialmente a la Fase III de reapertura permitiendo que otros espacios de juego al aire libre, incluidas las canchas de baloncesto, se vuelvan a abrir. Si bien la pandemia puede haber retrasado algunas inspecciones o mantenimiento, a medida que se vuelven a abrir los espacios de juego, el contralor hizo notar que se debe asegurar que todos los niños tengan acceso equitativo a parques infantiles seguros.

Rochel Leah Goldblatt, portavoz de NYCHA declaró que la pandemia de COVID-19 definitivamente había afectado el plan de reparaciones, pero que están trabajando en esa dirección

“Aunque las órdenes ejecutivas de COVID-19 de la ciudad y el estado han impuesto los retrasos necesarios, NYCHA continúa haciendo un progreso significativo, donde sea posible, hacia la reparación y actualización de nuestros parques infantiles”, dijo Goldblatt.