En Brooklyn instan a registrarse al Censo 2020 con “Marcha por la Justicia Social”

Grupos comunitarios buscan movilizar a los residentes para revertir la baja tasa de respuesta en ese condado
En Brooklyn instan a registrarse al Censo 2020 con “Marcha por la Justicia Social”
El concejal Carlos Menchaca, y Jumaane Williams, defensor del pueblo, durante el Día de Acción por el Censo 2020 en Brooklyn.
Foto: CORTESIA / Cortesía

NUEVA YORK.- Los residentes de Sunset Park, en Brooklyn, se movilizaron este domingo en un Día de Acción por el Censo 2020, actividad que se promovió con la “Marcha por la Justicia Social”, en un esfuerzo por asegurar la máxima participación de la comunidad, tomando en cuenta que hasta el momento, la tasa de respuesta en ese vecindario es inferior al 50%.

La Oficina del Censo 2020 de Nueva York junto a varias organizaciones comunitarias como, Workers Justice Project, Mixteca, Chinese American Planning Council y el Center for Family Life, intenta revertir esa baja tasa de respuesta en Sunset Park, que ha sido uno de los vecindarios más afectados por la pandemia de COVID-19 y que necesita más recursos en este momento.

El Día de Acción se inició a la 1:30 pm con una marcha que arrancó simultáneamente en dos lugares y convergió en Grand Army Plaza, donde intervinieron varios líderes comunitarios y funcionarios electos de la ciudad de Nueva York y prosiguió luego con la presentación de varios grupos artísticos. La Marcha desde el sur de Brooklyn comenzó en la Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la 5ta. Avenida entre las calles 59 y 60, entre tanto, la marcha desde la parte central de Brooklyn, empezó en el Hospital Brookdale. El objetivo fue recorrer las zonas de Sunset Park, donde hasta ahora la tasa de respuesta al Censo 2020, es muy baja.

Residentes de Sunset Park, en su mayoría hispanos, se mostraron muy entusiastas en la actividad para promover el Censo 2020.

“Somos testigos de la devastación que el racismo sistémico y la falta crónica de recursos pueden causar en nuestras comunidades. No sorprende que las comunidades negras, hispana, incluidos los inmigrantes, hayan sido las más afectadas por la pandemia de COVID-19”, dijo el concejal Carlos Menchaca, copresidente de la Fuerza de Tarea del Censo de la Ciudad de Nueva York y presidente del Comité de Inmigración del Concejo.

De los cinco condados de la ciudad de Nueva York, al momento Brooklyn tiene la tasa de auto-respuesta al Censo más baja con solo el 50.8%. En general, la ciudad de Nueva York intenta  evitar que por la escasa participación, se pierdan miles de millones en ayuda federal para programas críticos, así como la pérdida de hasta dos escaños en el Congreso.

Según Menchaca, en una crisis como esta, las minorías ya están en desventaja. Algunas de las tasas de respuesta al censo más bajas que estamos viendo en la Ciudad, se encuentran en vecindarios, como Sunset Park, que han sido los más afectados por COVID-19 y que necesitan más recursos en este momento.

Entre los funcionarios que tomaron parte del Día de Acción se contaron: el senador estatal Zellnor Myrie, el defensor del pueblo Jumaane Williams, el fiscal de distrito de Brooklyn Eric González, el presidente del condado, Eric Adams, la representante Nydia Velázquez y los asambleístas estatales, Diana Richardson y Nick Perry.

“Nuestras comunidades deben ser contadas para asegurar los recursos que necesitamos y merecemos. Tenemos que insistir en hacer llegar la importancia del Censo en vecindarios que en el pasado no fueron contados de forma precisa. Es cuestión de equidad y justicia” invisibles, estamos aquí y debemos ser contados”, Jumaane Williams, quien lideró una ruidosa caravana.

Las marchas fueron lideradas por grupos de motociclistas aztecas, los que con sus llamativos vehículos personalizados que destacaron la cultura mexicoamericana, instaron a los residentes a llenar los formularios del Censo. También intervino el mariachi juvenil Tapatío de Álvaro Paulino, que actuó con jóvenes que en proceso de aprendizaje de la música tradicional mexicana.

“Aportamos con trabajo y es justo que el Censo nos tome en cuenta. El vecindario necesitar reforzar sus escuelas y los centros de salud”, dijo Julián Pinilla, un residente de Sunset Park. 

Posteriormente a la marcha, los grupos y decenas de voluntarios ayudaron a los residentes a completar los formularios del Censo y a responder a preguntas relacionada con el conteo que fue extendido hasta el 31 de octubre, precisamente por los inconvenientes generados por la pandemia. En atención a las restricciones vigentes en la ciudad para prevenir el contagio, los promotores de la jornada vigilaron el cumplimiento del distanciamiento social y facilitaron a los participantes equipos de protección personal (EPP), mascarillas y desinfectantes.