Mientras Ellen DeGeneres vive su peor momento, su esposa Portia de Rossi sale en su defensa

La famosa se ha visto en medio de la polémica tras las recientes acusaciones de acoso sexual en su programa
Mientras Ellen DeGeneres vive su peor momento, su esposa Portia de Rossi sale en su defensa
Ellen DeGeneres y Portia de Rossi
Foto: Jon Kopaloff / Getty Images

Corren tiempos difíciles para Ellen DeGeneres. Los testimonios de antiguos empleados suyos acerca del ambiente tóxico que se respira en el plató de ‘The Ellen Show’ se han multiplicado con la publicación de un segundo artículo de BuzzFeed, en el que se habla por primera vez de acoso sexual y de comportamientos inapropiados por parte de los productores ejecutivos del espacio televisivo.

Esa segunda ola de acusaciones llegó justo después de que la estrella de la pequeña pantalla enviará una carta a sus trabajadores actuales en la que reconocía que debería haber dedicado más tiempo a garantizar el bienestar de todos ellos en lugar de delegar sus responsabilidades esperando que se cumplieran según los estándares que ella había tratado de establecer.

Entre medias, las celebridades que antes se sentaban aparentemente encantadas en su sillón para que las entrevistara han permanecido calladas y otras, como el actor Brad Garret de la serie ‘Todo el mundo quiere a Raymond‘, han asegurado que la verdadera personalidad de Ellen era un “secreto a voces” en la industria. “Conozco a más de una persona a la que ella ha tratado de una forma horrible“, ha afirmado el intérprete vía Twitter.

La situación ha llegado a tal punto, que la esposa de la presentadora, Portia de Rossi, ha salido a la palestra para pedir públicamente ayuda a quienes hace tan solo unos meses las consideraban una de las parejas más cercanas y solidarias del mundo del entretenimiento.

A todos nuestros fans… sabemos que estáis ahí. Gracias por todo el apoyo“, ha escrito la actriz en su cuenta de Instagram para tratar de poner en marcha una campaña bajo el hashtag #I Stand By Ellen, que se traduce como ‘Yo estoy con Ellen’.