Inquilinos protestan en corte de Brooklyn para exigir a Cuomo que extienda la moratoria a los desalojos

Líderes políticos, activistas e inquilinos amenazaron con tomarse las instalaciones de la Corte de Vivienda de ese condado, si el gobernador no protege con una orden ejecutiva a miles de arrendatarios

Inquilinos protestan en corte de Brooklyn para exigir a Cuomo que extienda la moratoria a los desalojos
Esteban Girón, quien teme ser desalojado tras adeudar varios meses de renta exigió a Cuomo protecciones a inquilinos
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

En el segundo día consecutivo de protestas a lo largo de la Gran Manzana, para exigir al gobernador, Andrew Cuomo extender la moratoria contra los desalojos de inquilinos que no han podido pagar sus rentas, debido a la pandemia del COVID-19 y de aquellos que ya estaban en procesos de perder sus hogares desde antes, manifestantes pidieron este miércoles que se ordene la no cancelación de deudas arrendatarias.

Con pancartas exigiendo el freno inmediato al pago de alquileres y la suspensión de cualquier proceso de desalojo pendiente y futuro, decenas de personas se dieron cita frente a la Corte de Vivienda de Brooklyn, para denunciar que el Estado de Nueva York quiere hacerse el de la vista gorda. Aseguraron que si Cuomo no toma medidas hoy mismo, miles de familias quedarán en la calle, tras vencerse este jueves la moratoria contra desalojos y amenazaron con tomarse las instalaciones del tribunal para evitar el avance de los procesos pendientes.

Esteban Girón, quien no ha podido pagar su renta desde hace varios meses, aclaró que el objetivo de la Coalición  Crown Heights, creada por varias organizaciones para defender a los inquilinos, no es solamente que se garantice que las familias afectadas seguirán en sus hogares sino que además no se obligue a pagar las rentas que se adeuden durante la pandemia. Solicitan lo que describieron como una moratoria permanente y universal.

El Gobernador no ha querido extender la moratoria y queremos decirle a él y los jueces que no vamos a dejar que la gente nos saque de nuestros hogares, que vamos a dar la pelea y que pedimos que hagan lo justo que es protegernos a todos, sin importar su estatus migratorio y que no se le de un dólar a las corporaciones por arriendos pendientes”, dijo el hijo de padre guatemalteco, advirtiendo que si un propietario posee uno o dos edificios pequeños y vive de ello, debería recibir ayuda estatal, pero los grandes conglomerados no.

Los activistas denuncian que además de las corporaciones multimillonarias, propietarias de edificios en los cinco condados, también los procesos de desalojo ponen dinero en los bolsillo de abogados de grandes compañías que se dedican a “expulsar a los inquilinos de sus hogares”.

“Si se permite que la moratoria de desalojo caduque, los tribunales se inundarán inmediatamente con casos de desalojo a medida que los propietarios intenten forzar a las personas a abandonar sus hogares en medio de una pandemia”, agregó Girón, advirtiendo que muchos de los inquilinos que perdieron recursos se quedaron en casa, siguiendo las órdenes del gobernador. “Se estima que podría haber casi un millón de casos de desalojo presentados en Nueva York durante cuatro meses. Lo menos que puede hacer Cuomo es protegernos”.

Morelia Garay, quien vive en Bushwick, Brooklyn, y quien no ha podido pagar su renta desde febrero pasado, pidió a Cuomo que la ayude.

“Si no nos frenan los desalojos, mis hijos y yo vamos a terminar en un albergue o en la acera de una calle. No tenemos papeles y parece que no valemos para este gobierno cuando exigimos ayuda, pero si nos nombran cuando nos ponen a arriesgar nuestras vidas siendo deliveries, trabajando en lavanderías y en tiendas”, dijo la madre mexicana.

El Defensor del Pueblo, Jumaane Williams, también se sumó al clamor de los inquilinos y pidió proteger al menos a 14,000 hogares en la ciudad de Nueva York que desde hoy enfrentarían posibles desalojos, procesos que se iniciaron antes de la pandemia.

“La pandemia de COVID-19 ha provocado crisis agravantes y traumas a corto y largo plazo para los neoyorquinos. Tenemos la obligación moral de evitar el dolor que podamos, pero la moratoria de desalojo de Nueva York expirará. El gobernador Cuomo tiene el poder para detener el desplazamiento de más de 14,000 hogares, y la crisis que provocarán los desalojos masivos”, dijo el Defensor. “Los ojos de los neoyorquinos y de la historia son el gobernador Cuomo, y le imploro que haga lo correcto al extender esta moratoria”.

Los activistas y Williams destacaron que si bien la Ley de Puerto Seguro para Inquilinos protege a los neoyorquinos que pueden probar una dificultad financiera relacionada con el COVID-19, más de 200,000 hogares de la ciudad de Nueva York no están cubiertos por el proyecto.

“Mientras la gente del estado de Nueva York espera un Paquete de estímulo federal, hay medidas que nuestro gobernador puede tomar en este momento para aliviar el sufrimiento de los neoyorquinos cuyos medios de vida, vivienda, salud y estabilidad familiar están en la balanza después de COVID-19″, dijo el reverendo Chloe Breyer, director ejecutivo del Centro Interreligioso de Nueva York. “Cuomo puede evitar que miles de personas se queden sin hogar extendiendo la moratoria de desalojo”.

Caitlin Girouard, vocera de la Gobernación, insistió en que la Administración Cuomo está ayudando a los inquilinos afectados por la pandemia, pero no hizo mención sobre los procesos de desalojo que empezaron antes de la crisis del COVID-19 ni sobre la exigencia de que no se paguen deudas de rentas.

“Cualquiera que preste atención sabría que el Gobernador Cuomo promulgó una moratoria sobre los desalojos residenciales para cualquier persona que haya sufrido dificultades financieras, debido a la pandemia, durante la crisis. El Gobernador Cuomo ha convertido continuamente en una prioridad proporcionar asistencia a los neoyorquinos con dificultades, incluida la firma de la Ley de Inquilinos Ley de Puerto Seguro y $100 millones en asistencia de alquiler a los neoyorquinos que sufren dificultades financieras debido a COVID19″, dijo la funcionaria.

“Eso permite a los inquilinos usar su depósito de seguridad para hacer pagos de alquiler, prohibición de recargos por pagos de alquiler atrasados y extensión de la moratoria del estado sobre desalojos comerciales hasta el 20 de agosto para cualquier persona que sufra dificultades financieras debido a COVID19”, agregó Girouard sin revelar si Cuomo extenderá la moratoria más allá de este mes.