Lo que debe saber antes de que un censista llegue a su casa

Lo que debe saber antes de que un censista llegue a su casa
En los próximos días el Buró del Censo enviará miles de sus empleados de casa en casa para poder hacer un conteo en aquellas casas que aún no han llenado el formulario.
Foto: Shutterstock

El pasado 12 de Marzo millones de códigos fueron enviados a casas nacionalmente con un propósito, la participación cívica en el Censo 2020. Como bien sabemos el Censo es un conteo que ocurre en los Estados Unidos desde 1790 para ver cuántas personas viven en el territorio. El Censo también determina como fondos públicos serán distribuidos en la comunidad, por ejemplo cuánto dinero nuestras escuelas públicas recibirán en los próximos diez años, fondos para nuestro sistema de salud, recursos para nuestros centros comunitarios por mencionar algunos. Algo también importante de mencionar que el Censo hace es el trazo de líneas congresionales y la representación en el Congreso. El estado de Nueva York en el 2010 perdió dos escaños en el Congreso, y este 2020 las proyecciones estiman que si no se hace un conteo equitativo el estado perdería uno o dos más, lo cual significa una pérdida de voz en negociaciones importantes que ocurren a diario en la capital del país.

El Censo para comunidades como la nuestra siempre ha sido un reto. En el 2010 muchas personas fueron intimidadas con propuestas de leyes como la ley SB1070 en Arizona, la cual le daba poder a la policía de detener a alguien por solo su color de la piel o si sospechaban de que la persona era indocumentada. Estos ataques legislativos hicieron que la participación en el Censo mermara ya que muchos tenían miedo de que su información seria compartida con agencias de inmigración. Aunque SB1070 fue una ley en Arizona, hubo esfuerzos de copiarla en Alabama, Georgia, y muchos otros estados, y las repercusiones ocurrieron en todo el país. El panorama para el Censo 2020 no era tan diferente al del 2010. Sabíamos que sería un reto contar a nuestra comunidad, pero el reto ha sido aun más difícil después de que el año pasado se tuviera que llevar a Corte al Presidente Trump el cual trato de incluir una pregunta la cual exigía que las personas revelaran su estatus migratorio, la cual la Corte Suprema desestimó y dijo que no se pudo incluir en el formulario. Ahora vemos otro esfuerzo ilegal de Trump de tratar de no incluir el conteo de muchos en nuestra comunidad en el proceso de redistribución electoral, lo cual también vamos a derrotar en la corte.

Los pasados meses organizaciones a través del país se han ocupado de educar a nuestra comunidad sobre la importancia del Censo, muchos de ellos llamando a familiares, miembros de sus organizaciones o alcance a desconocidos. Sin duda una labor extraordinaria ya que la pandemia limitó el trabajo que se tenía planeado para muchas de las organizaciones que usualmente es de ir a espacios concurridos por nuestra gente.

En los próximos días el Buró del Censo enviará miles de sus empleados de casa en casa para poder hacer un conteo en aquellas casas que aún no han llenado el formulario. Es claro mencionar que estos empleados tendrán un gafete con holograma del Buró del Censo, en ningún momento les pedirán alguna donación monetaria, información sobre tarjeta de crédito o apoyar a alguno candidato político, si en caso llegara a suceder debe reportarlo a organizaciones comunitarias de inmediato o al Buró del Censo directamente.

Hagámonos contar por el bien nuestro y de nuestra comunidad, si no nos contamos no nos quejemos de la falta de servicios en nuestras áreas. Por favor visita www.my2020census.gov y llene su formulario hoy.

-Antonio Alarcón es el coordinador de participación cívica 2020 de Se Hace Camino Nueva York. En Twitter: @antonioalarconc @MaketheRoadNY