¿Tienes un pequeño negocio? Tienes hasta mañana para solicitar un préstamo condonable del Programa de Protección de Pago

Hasta el 3 de agosto ya se habían aprobado más de 5 millones de préstamos a pequeñas empresas

Los préstamos son condonables si gastan al menos el 60% del dinero en pagos para sus empleados.
Los préstamos son condonables si gastan al menos el 60% del dinero en pagos para sus empleados.
Foto: Tumisu / Pixabay

El gobierno federal está a punto de cerrar la entrega de préstamos condonables para pequeñas empresas, de acuerdo con CNBC.

El sábado 8 de agosto es el último día para que los empresarios soliciten un préstamo del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP, por sus siglas en inglés).

Desde que se lanzó el programa el 3 de abril a través de la Ley CARES, se han aprobado más de 5 millones de préstamos a pequeñas empresas, sumando hasta $521.7 mil millones de dólares, hasta el 3 de agosto.

Los emprendedores se han sentido atraídos al programa, ya que los préstamos son condonables si gastan al menos el 60% del dinero en pagos para sus empleados.

Incluso si los empresarios no cumplen con este requisito y deben reembolsar el dinero, éste solo está sujeto a una tasa de interés del 1%, y hay un período de gracia de seis meses antes de que tengan que hacer los primeros pagos.

Los préstamos que se emitieron antes del 5 de junio deben reembolsarse en dos años. Los emitidos antes de esta fecha tienen un vencimiento a cinco años.

Uno de los obstáculos que se encuentran muchas empresas es que ya no es tan fácil encontrar prestamistas que estén dispuestos a dar dinero.

Además, está la incertidumbre de lo que pasará en los próximos meses con la pandemia, por lo que la crisis podría empeorar y los bancos también podrían dejar de prestar dinero.

Puedes solicitar el préstamo ingresando a la página de la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos en donde tiene toda la información y formularios que necesitas en español.

–También te puede interesar: Desempleados podrían tener que pagar un impuesto sorpresa al IRS el siguiente año