¿El tequila, el vino y la cerveza caducan?

Dicen que el vino mejora con el tiempo; hasta cuándo consumir el vino, la cerveza y el tequila
¿El tequila, el vino y la cerveza caducan?
Los vinos orgánicos deben consumirse dentro de los 3 a 6 meses posteriores a la compra
Foto: Shutterstock

Hay una frase que dice que los buenos vinos se ponen mejor con los años, pero qué tanto es cierto y de ser así, ¿aplica para todas las bebidas?

Probablemente te has preguntado hasta cuándo puedes tomar las bebidas alcohólicas antes y una vez que abres la botella.

La cerveza, el vino y el tequila se elaboran con distintos procesos e ingredientes. Aunque todas pasen por la fermentación. Así que veremos qué sucede en el caso específico de cada bebida.

Tequila

Tequila

El tequila es un destilado exclusivamente hecho a partir del “agave tequilana weber variedad azul” y no es un producto perecedero mientras esté cerrado herméticamente.

“Al igual que otros destilados, el tequila no pierde sus características con el tiempo. Para lograrlo, es necesario mantenerlo herméticamente cerrado, ya que cuando se expone al aire, el alcohol se evapora”, explica Casa Sauza, cuya destilería en Tequila (Jalisco, México) inició en 1873.

Una vez abierto, el tequila debe consumirse en un plazo de 6 a 8 meses para obtener el mejor sabor según el libro, Aroma of Beer, Wine and Distilled Alcoholic Beverages. 

Se recomienda colocar las botellas en posición vertical para evitar que el líquido toque la tapa, lo que puede causar corrosión que afecta el sabor y la calidad.

Vino

Foto: Pxhere

El vino se elabora con uvas en lugar de granos u otras plantas. Siempre que la botella de vino no esté abierta y se almacene correctamente, en un lugar fresco y lejos de la luz solar se puede almacenar durante años.

Los vinos “finos” mejoran con los años. Un vino económico, no debe conservarse tanto tiempo; deberás tomarlo dentro de uno o dos años.

Los vinos orgánicos, incluidos los producidos sin conservantes como los sulfitos, deben consumirse dentro de los 3 a 6 meses posteriores a la compra, según el Centro de Investigación en Viticultura y Enología en Italia. 

Para consumirlos en su mejor momento Vinetur recomienda:

Los vinos jóvenes ya sean blancos, tintos, rosados o espumoso, deben consumirse en los primeros años a su embotellado.

Los blancos con crianza pueden consumirse entre los 2 y 7 años

Los tintos de crianza tienen su momento óptimo de consumo entre 5 y 10 años luego de su elaboración.

Los tintos de larga guarda, reservas y grandes reservas, entre los 10 y 20 años.

Para un mejor sabor, toma el vino dentro de los 3 a 7 días luego de abrir la botella.

Los vinos fortificados como el brandy, además de los vinos en caja pueden durar hasta 28 días después de abrirse. Mientras que los vinos espumosos, es ideal consumirlo dentro de pocas horas luego de abrir la botella para disfrutar de su carbonatación. Puedes almacenarlo de uno a tres días en el refrigerador con un tapón hermético.

Cerveza

Foto: Rawpixel.com/Pxhere

Como el vino, la cerveza sigue envejeciendo y cambiando con el tiempo. El amargor del lúpulo se desvanece mientras que las maltas adquieren un sabor más profundo y parecido a la miel.

El tiempo que una cerveza permanece fresca y la rapidez con que se vuelve desagradable depende de la cerveza específica.

La cerveza sellada es estable durante 6 a 8 meses después de su fecha de caducidad y dura más si se refrigera, señala Healthline.

Las cervezas pasteurizadas producidas en masa pueden tener un sabor fresco hasta por 1 año después de ser embotelladas. La cerveza no pasteurizada tiene una vida útil más corta.

La temperatura constante es esencial para la vida útil de cervezas. La cerveza debe almacenarse en posición vertical para disminuir el proceso de oxidación y evitar la contaminación de la tapa.

Si no refrigeras tu cerveza, asegúrate que se mantenga en un lugar fresco y oscuro a una temperatura constante, recomienda Eat by Date.