Tras explosión que dejó cientos de muertos en Beirut, libaneses protestan para derrocar al Gobierno

Una multitud intentó irrumpir en el edificio del Parlamento de Líbano
Tras explosión que dejó cientos de muertos en Beirut, libaneses protestan para derrocar al Gobierno
Más de $300,000 personas en Beirut quedaron sin hogar por la explosión.
Foto: EFE

Los libaneses han desatado su furia con protestas en las calles tras la explosión en un espacio de almacenamiento en Beirut que ha dejado al menos 154 muertos y cerca de 5,000 heridos.

Medios como Reuters reportaron este sábado que manifestantes que culpan a las autoridades por el incidente se enfrentan a la Policía en la capital del país.

Videos en redes sociales desde la ciudad muestran a ciudadanos insatisfechos rompiendo barricadas y arrojando piedras y objetos mientras los oficiales lanzan gases lacrimógenos.

Además, una multitud intentó irrumpir en el edificio del Parlamento de Líbano, según el reporte de RT Noticias.

 

Los grupos en protesta invadieron varios ministerios, incluido el Ministerio de Exteriores del Líbano. Adicional, proclamaron la Cancillería como su sede y quemaron el retrato del presidente del país, Michel Aoun. El presidente ha reconocido que la explosión pudo haber sido resultado de negligencia o que fue provocada desde afuera.

La Cruz Roja en el país estimó los heridos por las manifestaciones en al menos 238; 63 de éstos fueron trasladados a hospitales.

Los portavoces policiales reportaron que un oficial murió en medio de la movilización. Las autoridades dispararon balas de goma por el centro de Beirut, según la versión de agentes.

En la Plaza de los Mártires, miles de personas se congregaron para reclamar el derrocamiento del Gobierno. “El pueblo pide la caída del régimen”, coreaban los asistentes quienes hacían un llamado a la “revolución”.

El primer ministro Hassan Diab declaró que la única forma de salir del caos son las elecciones parlamentarias anticipadas.

Aunque el presidente de Ekai Center, Adrián Zelaia, dijo al medio ruso que los comicios podrían disipar los ánimos, añadió que la inestabilidad en el país va más allá de la explosión y que responde a “un problema estructural que requiere de pactos sociales”.

La emergencia del pasado lunes, que dejó a más de $300,000 personas sin hogar, inició en un espacio de almacenamiento que contenía 2,750 toneladas de nitrato de amonio, material que llevaba en el puerto unos seis años.

El Líbano recibió $15 millones de dólares de los fondos de emergencia de la ONU para enfrentar las consecuencias de las explosiones.