Truco para eliminar fácilmente las manchas de tu tabla de madera

Tu tabla de madera libre de gérmenes y manchas, ¡muy fácil!

Truco para eliminar fácilmente las manchas de tu tabla de madera
Foto: Buenosia Carol / Pexels

Ya sea para cortar o servir algunos alimentos, las tablas de madera son un básico de cocina. Contrario a lo que suele pensarse, las tablas de madera son seguras para usar en la cocina, siempre y cuando se laven de manera sencilla pero correcta. Estudios demuestran que las bacterias en los poros de la madera no mueren instantáneamente, pero tampoco regresan a la superficie.

Te decimos cómo lavar rápido tus tablas, mantenerlas libres de gérmenes y como eliminar las terribles manchas.

Limpiar tu tabla es muy fácil

Abre el agua caliente del grifo, enjuaga la tabla, aplica jabón para platos (puede ser antibacteriano) y talla con un cepillo o esponja. Frota con más fuerza en las marcas de cuchillo y rayones.

Restriega ambos lados de la tabla, aun cuando solo usaste un lado, los jugos de los alimentos pudieron gotear y contaminar el otro lado.

Enjuaga cada lado con agua caliente y seca con un paño o toalla de papel. También puedes dejarla secar colocándola en posición vertical.

Cortaste carne y quieres asegurarte de eliminar gérmenes

Puedes una cucharada de lejía en un galón de agua o mezclar una parte de vinagre blanco con cuatro partes de agua. Sumerge la tabla en la solución durante unos minutos, enjuaga y seca. No la dejes por mucho tiempo remojando para evitar que se deforme o agriete la madera.

Para las manchas

Necesitas: medio limón, sal gruesa, lija y esponja

  1. Espolvorea la tabla de cortar con sal gruesa.
  2. Frota la superficie con la mitad de limón, exprimiendo ligeramente para liberar el jugo.
  3. Deja reposar durante 5 minutos y luego raspa el líquido gris y sucio.
  4. Enjuaga y limpia con una esponja. Por último seca tu tabla.

Embellecer tus tablas de madera

Si quieres conservar tus tablas de madera con buen aspecto por mucho tiempo reduciendo el agrietamiento, sequedad y deformación, puedes engrasarla una vez al mes.

Una vez que tu tabla está limpia y seca, aplica por ambos lados una ligera capa de aceite. Usa un paño o toalla de papel y frota con movimientos circulares.

Debes ocupar aceite para el tratamiento de la madera apto para uso alimentario.