Trabajador de hospital pide sexo a cambio de medicinas para paciente de coronavirus en Bolivia

El sujeto después se puso en el lugar de víctima

Trabajador de hospital pide sexo a cambio de medicinas para paciente de coronavirus en Bolivia
Toma de pruebas de coronavirus en Bolivia.
Foto: AIZAR RALDES / AFP / Getty Images

Un verdadero abusador.

La Policía y la Fiscalía de Bolivia investigan la denuncia de una joven de 18 años en contra de un trabajador de la salud que supuestamente le pidió tener relaciones sexuales a cambio de darle medicamentos para su padre, que padece de COVID-19, y luego intentó extorsionarla.

El suceso ocurrió en la Villa Primero de Mayo, en la ciudad oriental de Santa Cruz, la más poblada de Bolivia, y el denunciado es vecino de la muchacha y trabaja en un centro de salud municipal.

Relacionado: La “epidemia silente” de la desaparición de mujeres en Perú (y cómo ha impactado el coronavirus)

La joven denunció por escrito que se acercó al hospital donde trabaja este hombre para pedirle ayuda porque “su papá está con COVID-19, no tiene los recursos” para atenderlo y estaba “desesperada”, explicó a  la fiscal Nancy Carrasco, a cargo del caso.

El hombre, que no ha transcendido qué función cumple en el hospital, “le dijo que le iba a dar las medicinas a cambio de un favor sexual” y tras aceptar ella, le entregó unas aspirinas y dióxido de cloro, aunque este producto está proscrito por las autoridades sanitarias.

Este trabajador sanitario aprovechó de hacer unas fotografías durante el encuentro sexual con la joven y empezó a acosarla y amenazarla con mostrarle las imágenes a su madre, que padece de cáncer, para volver a tener relaciones sexuales, indicó la fiscal.

Relacionado: Novia le exige prueba de coronavirus a su prometido antes de casarse

La demanda se presentó por escrito por el presunto delito de acoso sexual y ahora Carrasco intenta contactar con la joven para que ratifique su denuncia en una entrevista, que se haría mediante la cámara Gesell “para evitar la revictimización”.

Esto significa que la muchacha se debe presentar a una única entrevista con la fiscal para que luego el Ministerio Público lleve adelante el resto del proceso, señaló Carrasco.

La fiscal ha emitido requerimientos para precisar si el hombre es médico o qué función cumple en el hospital, y también para verificar otros detalles de la investigación.

Santa Cruz es la región más golpeada en Bolivia por la pandemia de la COVID-19, con 1,686 fallecidos y 39.616 contagios, mientras que el total nacional es de 4,664 muertos y 110,999 casos confirmados, según el más reciente informe del Ministerio de Salud.